Dos puntos y…

Al mejor estilo de los Corsarios del siglo XVIII

Marco Tulio Trejo

mttrejopaiz@gmail.com

Marco Trejo: Periodista y comunicador social para tratar de hacer conciencia sobre los problemas sociales, económicos y políticos que vive un país que merece una mejor clase política. Durante mi carrera profesional he mantenido la línea de la ética y el profesionalismo, siempre he creído que el hombre que vende la pluma, no vale nada. Soy apasionado del periodismo y lo llevo en las venas, escribo para que las nuevas generaciones tengan conciencia de lo que es amar a su Patria y luchen por sus ideales.

post author

Marco Trejo

Ninguno de los partidos políticos que nos han gobernado se salva, todos están hechos de la misma materia, carentes de ideología y amor por su patria. Los 11 gobiernos de la mal llamada era “Democrática” se han transformado en vehículos para llegar al poder, pero ninguno se ha preparado para afrontar los problemas socio-económicos que vivimos en este país, donde los políticos partidistas solamente saben robar y robar a manos llenas al mejor estilo de los Corsarios del siglo XVIII.

Lamentablemente los politiqueros se han convertido en unos aprovechados y llegan a ocupar puestos públicos con el afán de servirse y no para servir a la población. Tal es el caso de esta Novena Legislatura, que llevaba los ojos puestos en ella, soñábamos con un cambio de comportamiento de los nuevos legisladores, muchos de ellos, no todos, han demostrado que están hechos de soberbia, descaro, aprovechamiento, entre otras cosas que podemos mencionar.

Los diputados en la triste historia política de Guatemala, una gran mayoría, compra una curul para convertirse en los seres más descarados y nefastos. Simplemente pasan a ser los nuevos ricos, sin trabajar como se debe, para ser los hombres y mujeres que se llenan los bolsillos con dinero de impuestos. Estos seres se olvidan de que diariamente se mueren 6 niños por desnutrición, que no hay medicinas en los hospitales y carreteras en mal estado.

Desde la Presidencia de la República hasta cualquier otro puesto en el Estado, vemos que muy pocos hacen algo, los ministros de Estado, secretarios, directores se recetan prebendas que minan el presupuesto de cada año. Por ejemplo, en las dependencias como CONALFA los directores se gastan mensualmente Q90 mil en contratación de telefonía, tienen aparatos de alta gama y llamadas ilimitadas, para hablar con familiares y amigos, cuando en el país hay más del 18% de personas que no saben leer ni escribir.

Todos estos escenarios nos llevan al descontento ciudadano, quienes el pasado 21 de noviembre de 2020, decidieron alzar la voz para decirle a los gobernantes que dejen de saquear las arcas nacionales, que sean transparentes y que rindan cuentas. Pero al parecer no harán casa, día a día nos damos cuenta de que poco les importa que opina el guatemalteco, como se dice ellos tienen los rábanos por las hojas.

En el primer año de esta legislatura hemos visto como el diputado Jorge García Silva se receta Q22 millones en contratos con el INSIVUMEH, pero también como la bancada oficial no elige Cortes y hacen cualquier malabarismo político para posponer el cambio. Asimismo, otros diputados se ponen de acuerdo con alcaldes y Consejos de Desarrollo para recetarse jugosos contratos de obras que dejan a medio vapor, lo cual se ha convertido en algo muy común.

Pero el detonante de toda esta impunidad ha sido la aprobación del Presupuesto General de la Nación para el ejercicio fiscal 2021, el cual fue visto de Emergencia Nacional, pero con el detalle de que fue aprobado mientras el pueblo dormía. Esto desencadenó que muchos guatemaltecos salieran a las calles y manifestaran su descontento social, los diputados se recetaron más de Q100 millones para la construcción de un edificio, con el argumento de que están en un lugar de alto riesgo.

Pero para echarle más salsa a los tacos, en el intento de archivar el decreto del presupuesto, el diputado por Retalhuleu, Esteban Rubén Barrios Galindo se refiere peyorativamente contra los manifestantes del pasado 21N al decir: “no debemos agachar la cabeza, más que solamente nuestras rodillas inclinarlas ante Dios y delante de cualquier comelón de frijoles estaremos de pie todo el tiempo”, palabras que se convirtieron rápidamente en una tendencia en redes sociales.

Y para culminar la faena, se conoce que los nueve integrantes de la Junta Directiva de esta legislatura, dirigida por el diputado Allan Rodríguez, de una manera oscura, han devengado en 10 meses de gestión más de Q4 millones 500 mil, todo con dinero que no era de ellos porque como dice el dicho cuando no nos cuesta hagamos piñata. Por estas razones, es que se hace necesario que se levante la voz a tanto abuso, a tanto despilfarro y tanto robo.

Diario La Hora
Visión: Realizar un trabajo periodístico que contribuya a la consolidación de la democracia en Guatemala, a partir del periodismo investigativo y de opinión.Misión: Ser un medio de comunicación imparcial, veraz y responsable, dirigido a líderes de opinión con incidencia en los círculos de pensamiento y en el ámbito político guatemalteco.
Artículo anteriorMíster frijoles 
Artículo siguientePueblo comelón de frijoles