Aitana y Reik al rescate de la música con “Enemigos”

Por BERENICE BAUTISTA
CIUDAD DE MÉXICO
Agencia (AP)

Aitana y Reik tuvieron que cancelar los planes de grabar juntos el video para su sencillo “Enemigos” debido a la pandemia de COVID-19, dudaban incluso en lanzar un video lírico, pero encontraron la solución en una animación donde la cantante española se convierte en una superheroína que salva a la música.

“Cuando me vi terminada fue como ‘¡guau que guay!’, me encantaría ser siempre ese personaje de ficción, siempre como una superheroína, sería bastante interesante, pero fuera del video soy una persona completamente normal”, dijo Aitana en una entrevista telefónica reciente a propósito del sencillo, cuyo video suma más de ocho millones de vistas a una semana de lanzado. “Tener un alter ego o un personaje de animación me parece muy interesante”.

La cantante siguió muy de cerca el proceso del video ilustrado por la diseñadora Laia López y animado por Alkimia Studio bajo la dirección de Antiestático. Aunque los proyectos de animación suelen llevar mucho tiempo, el video, dijo Aitana, tardó cerca de un mes, lo cual fueron buenas noticias tras haber dudado dudaban si lo lograrían hacer. En él Aitana lucha contra un enemigo llamado Silencio que impide que músicos, incluyendo a Reik, toquen sus instrumentos.

“Estoy agradecida de poder trabajar al día de hoy”, dijo la cantante, quien se encontraba pasando la cuarentena en las Islas Baleares en casa con su novio, el actor de la serie “Élite” Miguel Bernardeau. “Agradecida de poder componer, tengo mucho tiempo libre para poder componer, para poder leer un poco, dibujar también un poco”.

Su primer encuentro con Reik se produjo hace cerca un año en una premiación en España. Cuando a Reik le llegó la propuesta de Aitana, no dudaron en aceptar pues la recordaban muy bien después de esa ocasión.

El trío originario de Mexicali, en el norte de México, ha tenido colaboraciones muy populares con artistas como Maluma (“Amigos con derechos”), Sebastián Yatra (“Un año”) y J Balvin y Lalo Ebratt (“Indeciso”).

De acuerdo con su vocalista, sus criterios para aceptar una colaboración son muy sencillos: “si nos gusta el artista le entramos”, dijo Jesús Navarro, quien señaló que tras este importante primer paso les gusta experimentar y proponer sobre todo con artistas más jóvenes como Aitana.

“Hemos aprendido en los últimos años que uno crece más con los que van empezando porque tienen oídos frescos, porque están haciendo cosas nuevas, porque tienen menos miedos y menos mañas que nosotros y que los más viejos”, dijo Navarro en entrevista telefónica desde la Ciudad de México. “Cuando nos topamos con gente que es innegablemente talentosa, imagínate que padre poder estar en esa posición en la que tú eres el que le traiga un poco de luz a un artista que vaya empezando, qué honor poder hacer eso por alguien más como lo hicieron por nosotros tantas personas”.

Al cantante le tocó el inicio de la crisis por COVID-19 en Nueva York, donde reside normalmente. Pero al ver cómo iba cambiando radicalmente la ciudad decidió regresar a México para poder estar cerca de su hermana durante la cuarentena.

“En cuanto pude de forma segura y responsable me vine para acá”, dijo. “Siento que se siente menos (la crisis) en México que en Nueva York, territorialmente es tan chiquito Nueva York y la gente está tan pegada todo el tiempo y todo está tan lleno, que verlo vacío cimbra más, aquí se siente un poquito menos”.

Tras haber estado en dos metrópolis diferentes, ambas gravemente afectadas por la pandemia, Navarro se ha sorprendido para bien de la Ciudad de México al ver que se mantiene el ánimo y la mayoría de la gente procura respetar las medidas de distanciamiento social.

Después de la cuarentena, a Navarro le gustaría seguir más tiempo en su casa, pues tras 20 años de carrera en los que prácticamente ha vivido viajando, el reencuentro con la vida doméstica le ha venido muy bien.

Aunque las medidas de distanciamiento social se están relajando en diferentes partes del mundo, Navarro pidió a la gente evitar aglomeraciones lo más posible y sobre todo si donde viven, como en la Ciudad de México, todavía no se han terminado las fases más intensas de la epidemia.

Por su parte Aitana dijo que la forma en la que se reanudarán las actividades es algo todavía incierto.