Aifán pide a CSJ aclare su competencia en caso contra el “Rey del Tenis”

La jueza Érika Aifán pide a la CSJ aclarar su competencia en el caso contra el “Rey del Tenis”. Foto La Hora

Por Cristian Velix
cvelix@lahora.com.gt

La jueza Erika Aifán interpuso ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ) una duda de competencia, con el fin de que se aclare si es separada o no del Caso Comisiones Paralelas, en el que está señalado Roberto López Villatoro, conocido como el “Rey del Tenis”.

El recurso fue colocado por la jueza tras la decisión de la Sala Primera de Mayor Riesgo, de que remitiera el expediente en el que se señala a Villatoro hacia un juzgado ordinario, esto tras declarar con lugar la apelación interpuesta por el “Rey del Tenis”.

El recurso colocado por el sindicado indica que el delito que se le imputa no es de mayor riesgo y que puede ser conocido por una judicatura normal.

De esa forma, la togada manifiesta que la Sala no revocó la resolución de que el caso sea elevado a un juzgado de mayor riesgo, si no que solo otorgó una apelación a favor de López Villatoro y al magistrado suspendido del cargo, Eddy Orellana.

Por esa decisión, la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) también presentó ante la CSJ un recurso de casación para dejar sin efecto lo resuelto por la Sala, sin embargo, hasta la fecha, aún no ha sido notificada acerca de una resolución.

CASO

Investigaciones de la FECI y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) detallan que López Villatoro pudo haber intervenido en el nombramiento de magistrados de la Corte de Apelaciones y de la CSJ, esto tras reunirse con legisladores e integrantes de las Comisiones de Postulación del 2014.

Para ello, según las pesquisas, el “Rey del Tenis” otorgó dinero y beneficios a los comisionados para que actuaran conforme a sus intereses, y aparentemente entregó un apartamento a Orellana.

De igual forma, los entes investigadores lo sindican de haber promovido reuniones con diputados con el fin de favorecer a los candidatos con los que él se había reunido previamente. Por esos hechos se le imputa del delito de cohecho activo, mientras que a Orellana los de cohecho pasivo e incumplimiento del deber de presentar declaración jurada patrimonial.