Los contenedores restantes provenientes de china han tenido un alza en el precio por el transporte de mercancía. Foto: La Hora/Agexport

Pese a que ahora ha tenido mayor cobertura mediática, la inflación para finales del 2021 y parte del 2022 ya estaba prevista desde hace unos meses. Ahora al fenómeno se le suma la bautizada “crisis de contenedores”, una situación donde los pocos contenedores de carga marítima disponibles desde China representan un alza en los costos de importación. Guatemala, pese a ser un país lejano también se verá afectado en sus importaciones, exportaciones y la economía local.

Debido a los cierres de puertos marítimos muchos de los contenedores de China, uno de los exportadores más importantes del mundo, quedaron varados en América y Europa. Esto ha ocasionado que los contenedores restantes tengan un alza en el transporte de mercancía, pero también ha obligado a otras embarcaciones a utilizar la vía marítima para importar y exportar.

Aunque parezca que el océano no se pueda comparar con una carretera, existe un embotellamiento en el transporte marítimo. De hecho, en el segundo trimestre del 2021, con datos de Marine Traffic y la Asociación Guatemalteca de Exportaciones (Agexport), se reportó un aumento en el tiempo de estadía de las embarcaciones en los puertos de Guatemala. El puerto Quetzal aumentó el promedio de estadía a 12.3 horas y el de Santo Tomás de Castilla a 20.5 horas.

En este contexto, José Chávez, analista de Agexport, explicó que en términos de importaciones Guatemala percibirá efectos de la crisis de contenedores en 2 maneras.

La primera incluye el incremento de los bienes importados. “Ese incremento de precios se traslada al mercado local”, comentó. Según el Banco de Guatemala (Banguat), el 80% de la inflación actual es importada, esto quiere decir que el costo de las materias primas importadas utilizadas para producir bienes traerá consigo un aumento en los costos de operación de las empresas, volviéndolas ineficientes.

El segundo efecto tiene que ver con la demanda de contenedores. “La estacionalidad de la alta demanda de contenedores de fin de año por Navidad va a causar retrasos en entregas de mercadería navideña y de regreso a clases, a su vez va a volver a causar incremento de precios por cuello de botella”, expuso Chávez.

AUMENTO EN EL COSTO DE PRODUCCIÓN

El hecho que el costo de la materia prima importada aumente, conlleva un incremento colateral de las producciones de Guatemala; a lo anterior se le adiciona el aumento en el costo del transporte. “Esto ha hecho que nuestros precios en el mercado internacional suban, lo que hace que perdamos competitividad y atractivo comercial”, analizó José Chávez.

El Sistema de precios de materias primas del FMI destacó que para julio del 2021 los productos metálicos de materia prima con un alza mayor en sus precios fueron el hierro, zinc y níquel. En cuanto a insumos industriales cereales el aumento fue identificado principalmente en el sorgo, avena, trigo y cebada.

Los insumos industriales metálicos preciosos con mayor incremento de costo han sido el paladio, la plata y el oro; mientras que los insumos industriales energéticos más costosos han sido el gas natural, gas propano, crudo y carbón.

EL FACTOR INFLACIÓN

El escenario inflacionario comenzó a ser evidente cuando la inflación de las economías comenzó a crecer más que la actividad económica de los principales socios comerciales de Guatemala.

Según los datos del Fondo Monetario Internacional (FMI), Estados Unidos, México, la zona Euro, El Salvador, Honduras y Nicaragua constituyen los principales socios comerciales de Guatemala, representando el 64% del comercio exterior del país. La inflación para este grupo fue del 1.6% para el 2020, mientras que en julio del 2021 se calculó un alza hasta el 2.5%; para el 2022 se proyecta que la inflación continúe en un 2.5%.

Síntomas de Estanflación Mundial. Foto: Agexport

Las estimaciones del FMI indican que el Producto Interno Bruto (PIB) de los socios comerciales tiene una perspectiva a la baja para el 2022.

LA SUMA DE FACTORES Y POCO POR HACER

El experto enfatizó que este es un fenómeno mundial; no obstante, Guatemala no es un país con rutas atractivas o funcionales para el comercio marítimo, por lo cual el impacto será mayor.

“Hay que considerar que todos los países del mundo están subiendo precios de sus bienes exportados, por estas razones entonces el golpe realmente es para todos los países del mundo, pero en especial para países como nosotros que no somos países con rutas comerciales atractivas para navieras por nuestro tamaño de Mercado. Sería como un tema de economías a escala”, formuló.

Debido a lo anterior J. Chávez refirió que la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD, por sus siglas en inglés) recomendó al sector exportador importar la materia prima de países más cercanos para ahorrar en fletes y así compensar un poco el alza de los precios del transporte.

Para el analista realmente no existe una solución instantánea por parte del Estado ante esta problemática; José Chávez opinó que solo puede apoyar el mejoramiento de infraestructura portuaria y agilizar trámites en aduanas para que buques de más tonelaje puedan venir a Guatemala con tarifas más baratas de transporte. “El lado económico no lo puede controlar el gobierno ni el Banco de Guatemala, el alza de precios es de naturaleza internacional, estamos a merced de los choques externos”, concluyó.

Jeanelly Vásquez
Estudiante de periodismo en la Universidad de San Carlos de Guatemala y entre ratos podcaster. Creo en el feminismo y la lucha por la igualdad social; me interesa la política, medio ambiente y derechos humanos. Estoy comprometida con concienciar a mi generación sobre la importancia de una participación ciudadana activa.
Artículo anteriorCardenal Ramazzini: proceder contra Erika Aifán es un acto más de injusticia
Artículo siguienteHacinamiento en Tribunales, detenidos por incumplir medidas permanecen en carceletas