EN GUATEMALA FUE VÍCTIMA DE ABUSO SEXUAL

Adolescente que buscaba refugio en EE. UU. fue deportada bajo política contra el COVID-19

La mayoría de los estudiantes latinos de secundaria entrevistados expresan temor a que alguien cercano a ellos pueda ser arrestado y deportado, según lo detalla un estudio realizado por el Instituto de Política Migratoria (MPI por sus siglas en inglés). Foto: AP

Por Grecia Ortíz
gortiz@lahora.com.gt

Una niña que huía de un grupo de hombres tras ser violada sexualmente en Guatemala y que buscaba llegar a Estados Unidos por refugio, volvió al país en un vuelo de deportados, sin tener a un solo familiar aquí, de acuerdo con un reporte publicado por BuzzFeed News.

La guatemalteca menor de edad, a quien identifican con el seudónimo de Claudia, volvió además con una bebé en brazos, después de semanas de haber viajado por México, tras el cual esperaba reencontrarse con su familia que vive EE. UU., y dejar atrás la amenaza de quienes abusaron de ella.

“No tenía hermana. No tuve mamá. No tenía a nadie”, dijo la guatemalteca en una entrevista realizada por UNICEF Guatemala, a la que ese medio tuvo acceso.

LEA: UBICAN A MIGRANTES GUATEMALTECOS EN TEXAS DENTRO DE UN REMOLQUE PARA GANADO

Aunque Claudia logro salir del país y llegar hasta Estados Unidos, sus esperanzas se desvanecieron, porque la política de la pandemia del Coronavirus no le permitió seguir su caso, así que sería enviada de manera rápida hacia Guatemala, sin que tuviera oportunidad de pedir asilo.

La menor de edad fue enviada de ese modo en un vuelo de deportación expedita. Muchos de los que se han implementado desde que surgió la emergencia por el nuevo coronavirus.

“Estaba tan cerca de estar con mis padres… puse mi salud y la salud de mi hija en manos de Dios. Solo quería ir con mis padres. Corrí el riesgo de llegar hasta ellos”, mencionó la adolescente de 17 años.

Pero al volver, los peligros se acrecentaron para la joven, que retornó a un país sin familia y una casa vacía y de vuelta al lugar en el que había sido violada, pues luego de ser abusada había recibido llamadas telefónicas amenazadoras.

LEA: CORTE FALLA EN FAVOR DE GUATEMALTECA VÍCTIMA DE VIOLENCIA DOMÉSTICA Y DA ASILO EN EE. UU.

MÁS DE CIENTO DIEZ MIL INMIGANTES HAN VUELTO DESDE MARZO

Con anterioridad, a los niños inmigrantes no acompañados como Claudia se les habría permitido buscar protección en EE. UU., pero en marzo, la administración del presidente Donald Trump impidió que inmigrantes como Claudia se quedaran en el país, citando una orden de los CDC para detener la propagación del COVID-19.

BuzzFeed, además, menciona que desde marzo, han sido 110 mil 107 inmigrantes los que han sido enviados de manera rápida a su lugar de origen, sin ni siquiera una audiencia judicial bajo la nueva política.

Luego de ser ubicada por la Patrulla Fronteriza y tras ser llevada a un hotel, Claudia todavía creía que la iban a enviar con sus padres.

Los padres de la joven habían inmigrado a EE. UU., de manera separada, primero su padre y luego su madre y su hermano menor.

RECIBIÓ LLAMADAS AMENAZANTES

Claudia se quedó atrás, sin otra familia excepto una tía con la que no habla y que no vivía cerca, y siguió yendo a la escuela. Una noche tras asistir a sus estudios, la joven fue abusada por un grupo de hombres que la siguió, según relató en la entrevista con UNICEF.

Posteriormente, recibió llamadas amenazantes en las que sus atacantes le dijeron que sabían de sus movimientos.

“Dijeron que si decía algo me pasaría algo porque sabían que estaba solo. Por miedo no dije nada”, aseveró.

Tras permanecer por tres días en el hotel, Claudia y su hija fueron trasladadas al aeropuerto y fue entonces cuando se dio cuenta de que la iban a enviar de regreso a Guatemala.

Lea: Patrulla Fronteriza localiza a menor guatemalteco en maletero de vehículo

“Me siento bien, preocupada, triste, desesperada, un poco de todo…no sé qué me va a pasar”, aseguró.

Del 13 de marzo hasta lo que va de agosto, el Instituto Guatemalteco de Migración (IGM), registra a un total de 3 mil 829 personas retornadas por la vía aérea.

Ayer se recibió un vuelo procedente de Mesa Arizona, en el que venían 67 menores de edad, 49 masculinos y 18 femeninos, además de dos mayores de edad y uno de Alexandria en Lousiana con 100 adultos.