¿Aceptar la mentira?

Tras su reunión con el presidente Morales, el Presidente electo dijo que debemos dejar de llamar Acuerdo de Tercer País Seguro a lo firmado por Degenhart y el titular del Departamento de Seguridad Interior de Estados Unidos, repitiendo la patraña que el gobierno usa para mantener un engaño. No es sólo que Trump si llama Acuerdo de Tercer País Seguro a lo firmado, sino que en el fondo eso es lo que permite la deportación de aquellos inmigrantes que busquen refugio sin haber pedido asilo previamente en un país por donde transitaron para llegar a Estados Unidos.

El nuevo acuerdo migratorio de la Casa Blanca, el que fue impugnado ante el juez Jon Tigar, establece que pueden ser regresados aquellos inmigrantes que no pidieron asilo en alguno de los países por los que pasaron y ese es el concepto exacto para constituir un Tercer País Seguro.

El doctor Giammattei no es un experto en derecho internacional ni pareciera haber alguno en su equipo más cercano como para que pueda dar lecciones sobre lo que está ocurriendo. Simplemente se deja llevar por lo que dice Jimmy Morales, quien tampoco es un docto en la materia (como no lo es su criticada Canciller) y por lo tanto hace mal en recoger como si fuera la Biblia lo que le dijeron en el primer encuentro y él sale a repetir sin entender ni profundizar en el sentido real del acuerdo.

Si a Guatemala serán enviados los migrantes hondureños y salvadoreños ello sólo es posible si nuestro país se convierte para ellos en ese país seguro en donde pueden y deben, nótese bien, solicitar el refugio que será tramitado aquí antes de que puedan emprender el viaje a Estados Unidos.

Recomendamos al doctor Giammattei que no crea lo que le dice Morales y su equipo porque ellos se han empeñado en disfrazar el acuerdo para que no sea llamado de País Seguro, cuando en la práctica es precisamente eso. Y Trump sabe que sin ese acuerdo no podría enviar de regreso a los migrantes porque violaría las leyes internas de Estados Unidos, razón por la cual necesita y depende de un País Seguro para operar con las deportaciones masivas de hondureños y salvadoreños.

Y en cuanto a que ACNUR se hará cargo de todo, ya publicamos que en esa entidad de Naciones Unidas no tienen información del acuerdo y sus anexos, por lo que no pueden asumir de qué se trata y simplemente velan por el respeto a los derechos humanos de los migrantes, tal y como es su mandato.