María del Carmen Aceña del CIEN se refirió al tema. Foto La Hora

Esta mañana fue confirmado en el Diario de Centro América que, por decisión del Ministerio de Educación (Mineduc), los graduandos de la promoción 2021 no serán sometidos a la evaluación sumativa general. Esta prueba ha sido utilizada por la cartera para establecer parámetros sobre la educación escolar y proponer reformas a este sistema, por lo cual, María del Carmen Aceña argumentó que la suspensión de la prueba es un obstáculo para mejorar la educación en Guatemala.

Según lo publicado en el acuerdo gubernativo 191-2021, la medida fue tomada por la cartera en consideración a la pandemia COVID-19 y proteger la salud del estudiantado. Este será el segundo año consecutivo en el cual no se realizarán las pruebas de ciencias matemáticas y lenguaje a los graduandos.

SE DESCONOCERÁ EL DESEMPEÑO DURANTE LA PANDEMIA

Para María del Carmen Aceña el mayor impacto que tendrá la disposición del Mineduc será la incertidumbre frente a avance o retroceso de la educación durante la pandemia. “No hacerlo, a mi criterio, es un error y realmente vamos a tener consecuencias porque no vamos a saber cómo está el nivel educativo, ni cuánto fue el aprendizaje de los jóvenes en época de pandemia”, dijo.

Por otro lado, vio la necesidad de que el ministerio conozca la realidad de los alumnos, pues gracias a las evaluaciones generales es posible conocer el estatus del sistema de educación nacional, cuáles son las brechas de género, edad y áreas geográficas, cuáles son los cambios que tienen que hacer tanto las instituciones educativas como catedráticos.

“Muchos de estos jóvenes van a ir a la universidad y cuando entren a la universidad, vamos a ver allí su calidad educativa. Tarde o temprano va a salir a la luz pública. Yo lo lamento porque lo que no se mide, no se puede mejorar. El no tener datos es como retroceder y considero que es un golpe para la educación para mejorarla”, concretó la exministra de educación y analista del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN).

A MÁS DE UN AÑO DE PANDEMIA, SOLUCIONES DEBIERON PLANTEARSE

Aceña también distinguió que, luego del año y siete meses de pandemia, el Mineduc tuvo que encontrar soluciones que se acoplaran a las demandas actuales del sistema educativo; sin embargo, no se ha hecho.

“El Ministerio de Educación tuvo todo un año para hacer un plan b en todo caso aún tuviéramos COVID. Al no tener los datos y el no tener las evaluaciones, realmente es muy difícil que el ministerio tome decisiones respecto a cómo mejorar en pandemia. Si no se podía presenciales, se pudo hacer virtual y en último caso con una muestra representativa”, sugirió.

Además, consideró oportuno crear pruebas vía digital, ya que, a su criterio, muchos establecimientos están funcionando con modalidad híbrida. “Se podría plantear una prueba virtual. Muchas instituciones tienen educación híbrida, más o menos como un 70 o 75% de los graduandos vienen del sector privado, entonces hay que presentar otra metodología para tener datos”, señaló.

O bien, propuso realizar la prueba de forma presencial con una muestra significativa de estudiantes.

EL ÚLTIMO PANORAMA CONOCIDO

La evaluación educativa fue suspendida durante los dos primeros gobiernos del presidente Alejandro Giammattei. Esto a su vez implica que han transcurrido dos años sin información sobre el cambio en el sistema educativo de Guatemala; por otro lado, el no poseer resultados de la prueba es una dificultad para determinar qué tanto han aprendido los alumnos durante la pandemia.

La última prueba sumativa fue realizada en el 2019 con 157,318 estudiantes evaluados. La mayoría fueron mujeres (80,257) y una cantidad poco menor de hombres (77,061), según el informe general de graduandos del 2019. A su vez, el 28.18% de los graduandos tenían 17 años, un 27.29% ya cumplía con la mayoría de edad y el resto oscilaba entre los 16 a 21 años.

Ese ciclo fue el más favorable de los resultados desde el 2010, pues se determinó un logro del 13.56% de los evaluados en la prueba de matemáticas y el 37.03% en lectura.

Para la prueba de matemáticas solo el 8.54% obtuvo resultados excelentes, un 5.01% tuvo logros satisfactorios, 32.23% necesitaron mejorar y 54.21% tuvo un resultado insatisfactorio para el Mineduc. En cuanto a la prueba de lenguaje y lectura, un 24.25% obtuvo resultados excelentes, un 12.78% fue satisfactorio, el 28.91% debió mejorar y el 34.06% demostró un resultado insatisfactorio.

Jeanelly Vásquez
Estudiante de periodismo en la Universidad de San Carlos de Guatemala y entre ratos podcaster. Creo en el feminismo y la lucha por la igualdad social; me interesa la política, medio ambiente y derechos humanos. Estoy comprometida con concienciar a mi generación sobre la importancia de una participación ciudadana activa.
Artículo anteriorChile inicia vacunación en escuelas de niños de 6 a 11 años
Artículo siguienteS. Siero dice que denuncia de aumento de salario es una “campaña negra” en su contra