Oscar Clemente Marroquín

ocmarroq@lahora.com.gt

28 de diciembre de 1949. Licenciado en Ciencias Jurídicas y Sociales, Periodista y columnista de opinión con más de cincuenta años de ejercicio habiéndome iniciado en La Hora Dominical. Enemigo por herencia de toda forma de dictadura y ahora comprometido para luchar contra la dictadura de la corrupción que empobrece y lastima a los guatemaltecos más necesitados, con el deseo de heredar un país distinto a mis 15 nietos.

post author

Los dueños del circo están ya montando las carpas para la siguiente función, la del 2023, y empieza la contratación de los diferentes payasos que animarán la nueva campaña que han puesto en marcha, luego de que lograron la contratación de los más sumisos administradores que pudieron encontrar al conformar el actual Tribunal Supremo Electoral que no mueve un dedo por la campaña anticipada y que será selectivo para que sólo participen los que reciban la bendición final de quienes realmente mandan. El banderazo de salida lo dieron con la entrega que se hace del partido UNE a Sandra Torres, dispuesto por el TSE, lo que tiene la finalidad de que ella participe, como anteriormente, para ser la palanca que con su fuerte anti voto termine empujando a quien es la seleccionada por los que con su plata ponen a los gobernantes.

Los hechos indican que Zury Ríos cuenta con las mayores bendiciones, al punto de que le armaron una Corte de Constitucionalidad ad hoc para permitirle participar aún en contra de la letra de la norma constitucional. Y aunque el TSE se encargará de ir apartando a aquellos que pudieran hacerle alguna roncha, de plano que se decidieron ya a asegurar las cosas mediante la participación de Sandra Torres que fue vital para el triunfo de Jimmy Morales y posteriormente elevó a una altura que nunca imaginó ni sospechó Alejandro Giammattei.

Esta vez, sin embargo, pienso que el tiro les puede salir por la culata porque todo lo que hace inelegible a Sandra Torres se perfila también como característica de la hija del general Ríos Montt. La arrogancia, la prepotencia, la ambición desmedida que les hace usar todo lo que tengan para alcanzar sus fines políticos, además de la gente que les rodea sumisamente para acatar todas las órdenes expresadas en tono firme, todo ello se puede encontrar en ambas figuras que no por ser mujeres se ganan el voto femenino que intuye ese “algo” que el sexto sentido permite detectar.

Creo que en esta ocasión a los dueños del circo el tiro sí que les puede salir por la culata porque el elector no tendrá esa opción prácticamente desconocida que fueron Jimmy Morales y Giammattei, porque aunque éste había participado un montón de veces, la verdad la gente nunca se ocupó por indagar quién era y qué representaba y simplemente al final lo escogió porque era el que podía mandar por un tubo a quien mostró su temple cuando fue el verdadero poder en el gobierno de su “marido”, Álvaro Colom.

Zury Ríos ha tenido una vida política más destacada que la que llegó a tener Giammattei, quien a lo más que había llegado fue a Director de Presidios y ha estado mucho más expuesta y es más conocida por el papel que jugó en el Congreso cuando el mismo era dirigido por su padre, el general Ríos Montt.

La apuesta, según la veo, es que entre Torres y Ríos se disputen la mayor cantidad de votos para repetir la historia de los dos últimos comicios, pero algo me dice que esta vez, entre ellas, el resultado puede ser sorpresivo.

Oscar Clemente Marroquín
28 de diciembre de 1949. Licenciado en Ciencias Jurídicas y Sociales, Periodista y columnista de opinión con más de cincuenta años de ejercicio habiéndome iniciado en La Hora Dominical. Enemigo por herencia de toda forma de dictadura y ahora comprometido para luchar contra la dictadura de la corrupción que empobrece y lastima a los guatemaltecos más necesitados, con el deseo de heredar un país distinto a mis 15 nietos.
Artículo anteriorEl Problema de la Infraestructura Vial en Guatemala: Los “cuellos de botella” (Parte 2)
Artículo siguienteDestrucción total