A pesar de tregua, continúa combate entre kurdos y turcos

En esta imagen, tomada desde el lado turco de la frontera entre Turquía y Siria, en Ceylanpinar, en la provincia suroriental de Sanliurfa, vista de la ciudad de Ras al-Ayn, en Siria. FOTO LA HORA/LEFTERIS PITARAKIS/AP

POR MEHMET GUZEL Y SARAH EL DEEB /AP
AKCAKALE, TURQUÍA

Combatientes sirios respaldados por Turquía se enfrentaron hoy con las fuerzas dirigidas por los kurdos en varias zonas del noreste de Siria, y algunos de ellos cruzaron la frontera de Turquía para atacar una aldea, dijo un monitor de la guerra. Ambas partes intercambiaron acusaciones por el combate que ha afectado el cese al fuego negociado por Estados Unidos.

En casi dos de los cinco días de tregua, ambas partes todavía intercambiaban fuego en el pueblo fronterizo clave de Ras al-Ayn. Tampoco había señales de que se fueran a retirar las fuerzas dirigidas por kurdos de los puestos a lo largo de la frontera entre Siria y Turquía como lo pide el pacto, negociado entre Turquía y Estados Unidos.

El Ministerio de Defensa de Turquía señaló que estaba “cumpliendo íntegramente” con el pacto y que estaba en “coordinación instantánea” con Washington para asegurar la calma. El ministerio acusó a los combatientes sirios liderados por los kurdos de realizar 14 “ataques y hostigamientos” en las últimas 36 horas, la mayoría en la ciudad fronteriza. Según las autoridades turcas, los sirios kurdos emplearon mortero, proyectiles y armamento pesado antiaéreo y antitanques.

Turquía también dijo que recapturó a 41 presuntos miembros del grupo Estado Islámico que se habían fugado de un campo de detención durante el caos provocado por los combates de principios de semana.

Mientras tanto, los kurdos pidieron al vicepresidente estadounidense, Mike Pence, que haga cumplir el acuerdo diciendo que Turquía no ha cumplido con sus cláusulas y sigue con el control de Ras al-Ayn.

Las Fuerzas Democráticas Sirias denunciaron que seguía habiendo enfrentamientos dentro de la localidad y el personal médico no podía acceder para ayudar a los heridos.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, un grupo con sede en Gran Bretaña que monitorea la guerra siria, dijo hoy que fuerzas sirias respaldadas por Ankara impiden la entrada de un convoy médico en Ras al-Ayn desde ayer. El equipo médico llegó a las inmediaciones de la ciudad pero facciones respaldadas por Turquía cerraron la carretera por la que circulaba dejándolos varados a las afueras, agregó.

El acuerdo de cese al fuego, que se forjó en negociaciones entre el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, y Pence, materializa casi por completo los objetivos expuestos por Ankara en el inicio de su ofensiva, al exigir la salida de los combatientes kurdos del territorio fronterizo sirio.