A los congresistas no les interesa préstamo para desnutrición

POR HEDY QUINO
hquino@lahora.com.gt

En el Congreso se encuentra entrampada la aprobación de la iniciativa de ley 5343, la cual busca adquirir un préstamo de US$100 millones con el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF), el cual forma parte del grupo del Banco Mundial. Los fondos serían destinados al programa “Crecer Sano: Proyecto de Nutrición y Salud en Guatemala”.

La normativa busca combatir la desnutrición infantil en el país a través de proyectos que coordinaría el Ministerio de Salud. Esta ingresó al Legislativo en septiembre de 2017; un año después los congresistas aprobaron solo el primer y segundo debate del mismo, aún se encuentra pendiente la aprobación del tercer debate, así como por artículos y redacción final.

En los últimos meses, el pleno de diputados se ha centrado en la aprobación de algunas leyes que procuran impunidad, así como en el avance de otras de este tipo, por ejemplo: las reformas al financiamiento electoral, las reformas a la ley en materia de Antejuicio para que el Congreso tome el control de estos procesos y el cese del encarcelamiento, que dejaría libres a los acusados de corrupción.

Por su parte, el ministro de Finanzas, Víctor Martínez, dijo que es “importante” que los diputados aprueben este crédito, pues es prioritario para el país combatir la desnutrición.

El diputado Amílcar Pop, afirmó que “la banca privada del país presiona a sus representantes en el Congreso para que este préstamo no se apruebe y así Guatemala seguiría dependiendo de los créditos con el Sistema Bancario Nacional”.