A la OPS le preocupa coronavirus en Argentina y Colombia

Trabajos de desinfección por coronavirus en la estación Constitución de Buenos Aires, Argentina. Foto La Hora/DPA/Europa Press/Paula Acunzo/ZUMA Wire.

POR GISELA SALOMON/AP
MIAMI

La pandemia del nuevo coronavirus sigue golpeando a la región de las Américas con decenas de miles de casos de enfermos nuevos cada día y se ha agudizado incluso en países del Cono Sur en los que parecía contenida, dijo el martes la Organización Panamericana de la Salud.

“Estamos viendo inquietantes aumentos en lugares que habían conseguido contener las epidemias anteriormente, como Colombia y Argentina”, expresó la directora de la OPS, Carissa Etienne.

Indicó asimismo que los casos se han expandido en Centroamérica y en El Caribe, donde República Dominicana está reportando más infectados que todas las otras islas combinadas.

“Estos números dejan en claro que en nuestra región el virus aún no ha sido controlado”, dijo la funcionaria en la conferencia virtual semanal de la organización desde su sede en Washington.

En la región de las Américas se han registrado más de 10,5 millones de casos de COVID-19, cerca de la mitad de ellos en Estados Unidos. En total han muerto más de 390 mil personas, poco más de 100 mil de ellas en Brasil.

LEA: España pierde 5 millones de euros al día en el sector turístico

De acuerdo con la OPS, cada día se suman 100 mil casos nuevos en las Américas. Estados Unidos sigue siendo el país con más casos en todo el mundo, 5,1 millones; seguido en segundo lugar por Brasil, con 3 millones. Por detrás aparecen México, con 480 mil casos; Perú, con 478 mil; Colombia, con 387mil; Chile con 375mil y Argentina con 253 mil, según información que los gobiernos de los países suministran a la entidad.

Brasil, aunque tiene regiones donde la pandemia pareciera estar mejorando, aún no tiene que bajar la guardia porque —debido al tamaño del país— cada área y cada estado representan una situación diferente, dijo la OPS. Indicó que se están viendo aún altos números de casos y de mortalidad en Sao Paulo, Minas Gerais y otros estados.

“Esto indica que necesitan seguir implementando las medidas de mitigación y no farmacéuticas que les recomendamos”, dijo Sylvain Aldighieri, gerente de Incidente para COVID-19 de la OPS, refiriéndose al uso de cubrebocas, distanciamiento social y lavado frecuente de manos. “No pensemos que Brasil ya está fuera del problema”, expresó tras indicar que a pesar de que se están viendo mejoras en algunas áreas aún es necesario aplanar la curva.

Cruces, globos rojos y la bandera de Brasil son colocados en la playa de Copacabana por el organismo no gubernamental Río de Paz en honor a las víctimas de COVID-19, en Río de Janeiro, Brasil, el sábado 8 de agosto de 2020. (AP Foto/Mario Lobao)

Refiriéndose a la Argentina, Aldighieri dijo que si bien la gran mayoría de los casos reportados están en la provincia de Buenos Aires, la OPS ha notado que las últimas semanas también se han diseminado hacia zonas menos pobladas. En su mayor parte, explicó, (el 80%) son casos leves o moderados, un 15% son severos y un 5% críticos.

En la provincia argentina de Jujuy, en el extremo norte limítrofe con Bolivia, por ejemplo, hubo rebrote de casos tras la flexibilización de la cuarentena.

El presidente de esa nación, Alberto Fernández, afirmó el mismo martes que su país está en el “peor momento” de la pandemia debido al incremento de los contagios y no descartó la posibilidad de endurecer la cuarentena.

LEA: Cazali: el reto es llegar a quienes no presentan síntomas; habla de realidad que vivimos

A nivel global, más de 20 millones de personas se han enfermado y más de 737 mil han muerto de coronavirus según el Centro de Ciencias e Ingeniería de Sistemas de la Universidad Johns Hopkins, que basa sus datos en los informes de los gobiernos y las autoridades de salud de cada país.

En la mayoría de la gente este virus provoca síntomas leves o moderados que desaparecen en dos a tres semanas. Pero en algunas personas, sobre todo los adultos mayores y quienes padecen trastornos de salud subyacentes, puede causar enfermedades más graves e incluso la muerte.