752 trabajadores de la Salud en primera línea han sido afectados por COVID-19

Foto ilustrativa. El personal médico también ha sido afectado durante la pandemia.FOTO LA HORA/JOSÉ OROZCO

POR MARGARITA GIRÓN
jgiron@lahora.com.gt

Según datos del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS), hasta el 20 de julio, 752 personas que laboran en primera línea de atención al COVID-19 en el sector de salud pública han sido afectados por el COVID-19. De ellos, 9 han fallecido, según el registro de la cartera.

De acuerdo con el detalle, 207 contagios corresponden a médicos, de los cuales 202 son de la red nacional de hospitales y 5 a hospitales temporales. Mientras que 306 enfermeros han dado positivo a la prueba del COVID-19, de ellos, 295 corresponden a hospitales nacionales y 11 a hospitales temporales.

Además, 234 trabajadores de salud, entre técnicos, personal administrativo y otras dependencias, han registrado contagios, tanto en la red nacional, como en los hospitales temporales del país.

Para los expertos consultados por la Hora, los médicos se encuentran en situación de vulnerabilidad, ya que no se prioriza la atención para el personal en primera línea y esto en algún momento dificulta la atención de más pacientes.

Además, lamentan la pérdida de vidas de los médicos, sobre todo por la carencia de profesionales de la salud en el país. Asimismo, enfatizan la necesidad de implementar inspectores en los centros hospitalarios, que velen porque el personal médico utilice adecuadamente el equipo de protección y así disminuir los contagios.

Foto ilustrativa. Una manta en el Hospital Temporal Parque de la Industria expresa el agradecimiento a los médicos que están en primera linea luchando contra la pandemia. Foto La Hora/José Orozco

ALICIA CHANG: UNO NUNCA QUIERE VER A UN COLEGA EN ESA SITUACIÓN

Alicia Chang pediatra e infectóloga de la Unidad Nacional de Oncología Pediatrica (UNOP), manifestó que la pérdida de los galenos ha causado un impacto en la población médica. Agregó que todos los galenos se sienten de alguna forma desamparados ya que cuando llegan a enfermarse, no cuentan con priorización para que el personal de salud pueda ser atendido, sobre todo quienes se encuentran en primera línea.

“Los médicos no cuentan con una cama en donde puedan ser atendidos ni tienen a su disposición los medicamentos para poder tratar los síntomas de COVID-19”, dijo.

Además, detalló que en el caso de colegas que se han visto afectados, muchas veces es entre los mismos médicos que los medicamentos han podido ser adquiridos. Añadió que no existe seguridad de que al momento de enfermarse los médicos van a contar con un espacio hospitalario y un dispositivo para proporcionarle oxígeno, así como medicamentos.

LEA: Sin avance iniciativas de beneficio económico a personal de salud que murieron por COVID-19

“Es muy duro porque están trabajando en condiciones duras y aunque la disponibilidad de equipo de protección ha mejorado, en un hospital con tantos casos, es fácil que cualquiera pueda resultar contagiado en algún momento”, puntualizó Chang.

Además, señaló que la priorización es debido a que se cuenta con recurso humano escaso en el país y la atención es importante, ya que son personas que están sirviendo, “a estas personas no podemos perderlas de ninguna manera, porque si empezamos a perder personas que están atendiendo pacientes, esos pacientes no van a tener quien los atienda”, dijo.

A decir de Chang, en Guatemala, hacen falta muchos especialistas y perder a profesionales a causa del COVID-19, resulta “muy duro. Además, señaló que al país le tomará años recuperarse de esas pérdidas, porque es un país que no incentiva a que los especialistas se queden en el país debido a las condiciones de trabajo que ofrece Guatemala para el personal de salud.

“Las personas no saben todo lo que sucede a puerta cerrada en los hospitales, no saben que los médicos muchas veces no cuentan ni con lugares para comer o con disponibilidad medicamentos si se enferman, ni camas aseguradas en caso necesiten de hospitalización. Las pérdidas de colegas y quienes se han enfermado, derivan en una situación desmotivante para todos, porque uno nunca quiere ver a un colega en esa situación”, enfatizó.

Foto ilustrativa. Distintos trabajadores han resultado afectados por la pandemia, uno de ellos, quienes prestan sus servicios al sector salud. Foto. La Hora/José Orozco.

R. ESPADA: MÉDICOS EN PRIMERA LÍNEA ESTÁN EXPUESTOS A SER CONTAGIADOS

El doctor Rafael Espada, lamentó la pérdida de los médicos que han fallecido y destacó que todas las personas son importantes y cualquier pérdida de vidas es lamentable. En ese sentido, señaló que, aunque que se han perdido muchas vidas en muchos países, las pérdidas de médicos son importantes, debido a que Guatemala es un país en donde la carencia de profesionales de la salud es evidente.

“Nosotros estudiamos medicina para salvar vidas y para proveer bienestar, no pretendemos que nadie muera, pero es parte del ciclo de la vida; sin embargo, esta tragedia originada por un virus preocupa y el personal médico que está en primera línea, son los primeros que se encuentran expuestos a ser afectados por la infección”, puntualizó.

Espada señaló que es importante que se implemente un sistema de inspectores para que los médicos no olviden los protocolos necesarios para evitar que puedan contagiarse. “En otros lugares hay inspectores que están vigilando la protección de los médicos y enfermeras y desconozco si en nuestro país se ha hecho”, añadió.

A decir de Espada, es importante que en los centros hospitalarios en donde se atienda a pacientes con COVID-19, tengan un estricto proceso de vigilancia en donde al personal sanitario se le entrene diariamente sobre las medidas de protección.

“Tenemos que ser estrictos en evitar la contaminación y es algo esencial. Nosotros operamos y tenemos un médico que vigila cómo nos vestimos, como usamos el equipo, yo tengo muchos años de trabajar en esto, pero siempre es importante recordarlo para evitar que en algún momento pueda tenerse algún contacto, enfatizó.

El exvicepresidente Rafael Espada habló de las dificultades a las que se enfrentan los trabajadores de la salud durante la emergencia. Foto La Hora/Archivo