61 personas fallecidas, 30 heridas y 99 desaparecidas dejaron a su paso Eta e Iota

Al finalizar la actividad realizaron un minuto de silencio por las víctimas de las dos tormentas. Foto La Hora/José Orozco

Por Lourdes Arana
lcarana@lahora.com.gt

Debido a las depresiones tropicales Eta e Iota, que azotaron al país durante noviembre de 2020, la Secretaría General de Planificación (Segeplan) reportó un total de 61 personas fallecidas, 30 heridas, 99 desaparecidas y 311,317 evacuadas. Hoy esa entidad presentó un informe sobres los efectos que tuvieron ambos fenómenos climatológicos en el país.

Ambas tormentas afectaron principalmente los departamentos de Alta Verapaz, Izabal, Quiché, Huehuetenango, Petén, Zacapa y Chiquimula, informó Keila Gramajo, titular de la Segeplan en la presentación del resultado de la evaluación de pérdidas y daños por las depresiones tropicales Eta e Iota.

Gramajo detalló que el equipo técnico utilizó la metodología para la Evaluación de Daños y Pérdida (DaLa, por sus siglas inglés), la cual permite estimar, las intervenciones que el gobierno afectado deberá realizar en el corto plazo para iniciar la recuperación y las necesidades financieras la reconstrucción y la gestión o reducción del riesgo de desastres en general.

Dicha metodología fue utilizada en fenómenos climáticos anteriores como el huracán Mitch y se ha contado con el acompañamiento de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), añadió.

Las autoridades realizaron un recuento de la población afectada. Vía Segeplan

MÁS DE Q6 MIL MILLONES EN DAÑOS Y PÉRDIDAS

Según la evaluación realizada por la Segeplan, los daños, pérdidas y costos adicionales causados por las depresiones tropicales Eta e Iota ascienden a Q6,002,035,633.

Gramajo indicó que la cifra es comparable al Presupuesto que tenían asignados, juntos, el año pasado los ministerios de Gobernación y Economía.

En los escenarios sobre el desempeño anticipado del PIB antes y después de Eta e Iota, entre 2018 a 2021, se estima una disminución adicional de 0.1 por ciento por los efectos, ubicando la caída de la economía en 1.6 por ciento.

Varios fueron los aspectos que tomaron en cuenta para el estudio. Foto La Hora/Segeplan

PÉRDIDAS MILLONARIAS EN SALUD, EDUCACIÓN Y VIVIENDA SEGÚN SEGEPLAN

Según el subsecretario de Segeplan, Stuart Villatoro, se estima que las pérdidas en el área del subsector salud ascienden a Q321,784,340.00.

Por otro lado, en el caso del subsector de Educación las pérdidas por daños de las tormentas Eta e Iota se estiman en Q42,244,806.00, en donde se incluyen los centros educativos que quedaron destruidos en su totalidad.

En el área de vivienda, las pérdidas se estiman en Q42,453,038,363.00, en donde hubo construcciones que no pudieron recuperarse, además, que las personas evacuadas aún se encuentran en albergues temporales, agregó Villatoro.

INFORME DE SEGEPLAN INCLUYE RECOMENDACIONES DE INVERSIÓN PÚBLICA

El informe elaborado por Segeplan se incluyeron recomendaciones en materia de inversión pública, entre ellas:

1. La infraestructura que se reponga para atender los daños, deberá ser resiliente y contar con protección financiera (aseguramiento).

2. Desde la fase de preinversión deberá tomarse en cuenta la localización y mejorar la planificación, diseño y materiales, para mitigar el riesgo.

3. Los Planes de Ordenamiento Territorial (POT) deben considerar la protección a la población residente en áreas de riesgo y ejecutar inversiones públicas de calidad y usos compatibles del suelo.

4. Los entes rectores deberán establecer planes de mantenimiento y protección a la infraestructura para la resiliencia.

Vía Segeplan

SIN DEFINIR FINANCIAMIENTO

Keila Gramajo, titular de Segeplan comentó que por el momento no se ha establecido una cifra destinada para la reconstrucción de las áreas más afectadas por las depresiones tropicales.

Será el Ministerio de Finanzas quien deberá oficializar el presupuesto que se deba implementar para la reconstrucción por los daños de Eta e Iota, comentó la funcionaria al ser consultada por la cantidad requiere esto.

Además, midieron los efectos en varios sectores de la región. Foto La Hora/Segeplan