28 de mayo: Por la salud de las mujeres

Edith González

hedithgonzalezm@gmail.com

Nací a mediados del siglo XX en la capital, me gradué de maestra y licenciada en educación. He trabajado en la docencia y como promotora cultural, por influencia de mi esposo me gradué de periodista. Escribo desde los años ¨90 temas de la vida diaria. Tengo 2 hijos, me gusta conocer, el pepián, la marimba, y las tradiciones de mi país.

post author

Edith González

La salud de Yoselin, Julia, Victoria, María, Ana, Eloisa, Manuela, Odeth, Jacinta, Luisa, se vio comprometida desde su nacimiento o quizás antes. Su padre como el de tantas otras mujeres quería un varón o se dejó llevar por la costumbre, así que para cuando nacieron, Sonia, Aura, Thelma, Patricia, Carolina, Elena, Felicia y muchas otras, sus madres no tuvieron premio, para ellas no hubo caldo de gallina.

Y más tarde, Laura, Sofía, Mélida, Sara, Carmen, Sulma, Verónica, Nidia y las demás comían sólo luego de que el padre hubiera tomado la mejor porción y los hermanos estuvieran servidos. Y al igual que sus madres, y las de ellas antes esperaban servir a toda la familia para comer luego lo que se restaba.

Lorena, Carmelina, Gabriela, Briseida, Ruth, Rosa, y las otras aprendieron a levantarse temprano, cuando la niebla aún estaba sobre la tierra y el roció aún caía, a cubrirse con su misma chamarra, pues los niños estaban creciendo y necesitaban nueva ropa.

Amabilia. Estela, Petrona, Rita, Claudia, Soledad y las otras aprendieron a servir a la familia, a cuidar de ella a alimentarla y atenderla.

Micaela, Nora, Vilma, Serafina, Celia, Ingrid y las otras también aprendieron a no quejarse, a aguantar el dolor porque la familia es primero. A criar los hijos que Dios les manda, a cargar su cruz, a atender al marido a aguantar… por la familia.

El 28 de mayo es un día importante para la salud de las mujeres. Es el día para pensar, meditar sobre su cuidado, por eso la Red  de Salud de Mujeres Latinoamericanas y del Caribe, plantearon siete puntos a ser reconocidos para cuidar y conservar la salud de las mujeres.

1.-Reconocimiento de los derechos sexuales y derechos reproductivos como derechos humanos. 2.-Acceso al Aborto Legal y Seguro en todos los países. 3.-Acceso universal a servicios de salud sexual y reproductiva integrales y gratuitos. 4.-Aprobación de legislaciones y políticas efectivas para que las personas Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transgénero, Transexual, Travesti e Intersex puedan ejercer sus derechos humanos en igualdad. 5.-Priorización de la lucha integral contra todas las formas de Violencia hacia las Mujeres. 6.-Promoción y defensa del trabajo de las organizaciones feministas y de derechos sexuales y derechos reproductivos. 7.-Garantía de Estados Laicos y de Derecho.

Podemos o no estar de acuerdo con la propuesta. Tomar lo que nos interese, y desechar lo que no. Pero lo que no podemos es obviar lo relevante, la salud de las mujeres debe cuidarse, la condición de la vida de la mujer debe mejorar, los embarazos a temprana edad, desgastan doblemente su salud, el cuidado de los niños mina su salud, la atención a la casa y la familia carcome su vida completa.

Pero lo que es peor, es ser vista como un objeto de placer, ser usada discriminada, abusada, acosada, sufrir violencia sexual, económica, psicológica, y todavía ser criticada, humillada y señalada. Eso deteriora y erosiona su salud mental y emocional.

Y peor aún cuando una mujer hace uso de la Ley de Feminicidio de manera inapropiada, burlándose no sólo de los hombres sino de las mismas mujeres que sí han sufrido y vivido en el acoso y el abuso de sus padres, hermanos, abuelos, tíos, maestros y médicos, quienes debieron cuidarlas y protegerlas.