Edith González

hedithgonzalezm@gmail.com

Nací a mediados del siglo XX en la capital, me gradué de maestra y licenciada en educación. He trabajado en la docencia y como promotora cultural, por influencia de mi esposo me gradué de periodista. Escribo desde los años ¨90 temas de la vida diaria. Tengo 2 hijos, me gusta conocer, el pepián, la marimba, y las tradiciones de mi país.

post author

Edith González
La 12 avenida zona 1 finaliza en una calle empinada que conduce al “Cerrito del Carmen”, en donde fue construida en el siglo diecisiete la ermita católica dedicada a la Virgen de Nuestra Señora del Carmen. La que según cuenta la leyenda fue traída de España por el peregrino español Juan Corz, con la encomienda de las religiosas del Convento de la Orden de las Carmelitas, fundada por Santa Teresa de Ávila, de instalarla en el Nuevo Continente, su nuevo hogar.

Fue allí precisamente en el Cerro del Carmen, donde se inauguró el primer templo católico en 1613, la construcción más antigua de la Nueva Guatemala de la Asunción, pasando a ser parroquia en 1647.

En los siguientes siglos el Cerrito del Carmen y sus alrededores se convirtió en sitio de peregrinación, para unos y de paseo para otros. En estos días se instalaba una feria para recibir a los visitantes y más recientemente a principios de este siglo XXI grupos artísticos lo usaron como marco para sus presentaciones.

Mi abuelo Daniel González Sierra, devoto de la Virgen del Carmen acostumbraba llegar con frecuencia hasta el templo. Y fue allí en donde hace 69 años, mi hermana mayor Concha Marina hizo su primera comunión el 16 de julio día de la Virgen del Carmen.

Y es precisamente el 16 de julio, solo que en 1948 cuando el Ballet Guatemala, ofrece en el Teatro Capitol su primera función y queda establecida como fecha de fundación, bajo la dirección de los maestros y bailarines Marcelle Bonge y Jean Devaux, originarios de Bélgica, quienes procrearían grandes talentos de la danza como sus hijos Danielle, Paul y Richard.
Habiendo participado en esa primera función entre otros bailarines: Fabiola Perdomo, Consuelo Polantinos, Sonia Villalta, Elizabeth Morgan, Gloria López, Gloria Zirión, Araminta Monzón, Laura Oliva y Zoila Perdomo. Más adelante se unieron grandes figuras como Manuel Ocampo, Roberto Castañeda y Antonio Crespo.
Paralelo a la creación del ballet se crea la Escuela de danza, la que formará a las futuras estrellas que brillarán en el conjunto dancístico y quienes se entrenarán a lo largo de 8 años de preparación académica.
Es entre 1962 y 1978 cuando el ballet Guatemala es dirigido por el maestro Antonio Crespo, que se habla de la época de oro, y que se unen a la compañía talentos como Gladys García, Brenda y Susana Arévalo, Sonia Juárez, Gracián Castañeda, Sonia Soto y Ana Elsy Aragón, Leonel Cruz, Elías Colón. Y dan inicio las temporadas oficiales con ballets completos del repertorio mundial, y se realizan giras nacionales e internacionales
En 1998 cuando se cumplieron 50 años de su creación el Ministerio de Cultura Promovió una exposición interactiva itinerante por el país para dar a conocer a sus integrantes y su labor.
Diversos directores nacionales y extranjeros así como esforzados bailarines han dado vida al Ballet Guatemala a lo largo de 73 años de existencia, hoy dirigido por Sonia Marcos. A todos ellos felicitaciones por su dedicación.

Edith González
Nací a mediados del siglo XX en la capital, me gradué de maestra y licenciada en educación. He trabajado en la docencia y como promotora cultural, por influencia de mi esposo me gradué de periodista. Escribo desde los años ¨90 temas de la vida diaria. Tengo 2 hijos, me gusta conocer, el pepián, la marimba, y las tradiciones de mi país.
Artículo anteriorEn honor a Gloria Antonieta Sagastume de Rosales
Artículo siguienteAngustia, existencia, vacilación