39 MIL ALERTAS FUERON EMITIDAS DESDE EL 2010

Un promedio de 7 mil 800 alertas Alba-Keneth siguen vigentes

POR MARIELA CASTAÑÓN
mcastanon@lahora.com.gt

En ocho años fueron activadas más de 39 mil alertas Alba-Keneth, de las cuales fueron desactivadas 31 mil 200. La estadística refleja que aún están vigentes un promedio de 7 mil 800 alertas de niñas, niños y adolescentes (NNA) desaparecidos.

En el marco de la conmemoración de los ocho años de la creación e implementación de un mecanismo de respuesta inmediata para la búsqueda y localización de los menores de edad, Suilma Cano, jefa de la Unidad Operativa del Sistema de Alerta Alba-Keneth, destacó que tras la activación de las alertas identificaron 998 casos de violencia sexual y trata de personas.

Por otro lado, Cano explicó que el Sistema de Alerta Alba-Keneth forma parte de la Red Global de Niños Desaparecidos (ICMEC) por sus siglas en inglés, lo cual permite compartir prácticas internacionales para la búsqueda y localización efectiva de NNA desaparecidos o sustraídos con los países miembros de la misma.

La PGN reiteró que existe 80 por ciento de efectividad en este tema, sin embargo, aún hace falta localizar a varios menores de edad, esto se refleja en las 7 mil 800 alertas que están vigentes.

“Durante estos ocho años se activaron más de 39 mil alertas, y se han desactivado más de 31 mil. Esto representa una efectividad del 80 por ciento. Cada caso no es una estadística, sino una niña, niño o adolescente que puede estar en riesgo su vida e integridad”, informó.

ALERTA ALBA KENETH

El Decreto 28-2010, de fecha 10 de agosto de 2010, dio vida al Sistema de Alerta Alba-Keneth.

La alerta Alba-Keneth lleva el nombre de la niña Alba Michelle España Díaz y el niño Keneth Alexis López Agustín, quienes desaparecieron y posteriormente fueron encontrados muertos.

Alba España tenía 8 años, vivía en Camotán, Chiquimula. Desapareció el 14 de junio de 2007 y posteriormente fue encontrada sin vida.

Keneth López tenía cuatro años y era originario de Jalapa, desapareció el 16 de diciembre de 2009, siete días después fue localizado degollado y enterrado en el patio de una casa.