Inicio Economía Reclamarán $5.673 millones por obras del Canal de Panamá

Reclamarán $5.673 millones por obras del Canal de Panamá

por -
0 597
Reclamarán $5.673 millones por obras del Canal de Panamá

Madrid
Agencia/dpa

El consorcio de empresas encargado de las obras de ampliación del Canal de Panamá, liderado por la constructora española Sacyr, podría reclamar hasta 5.673 millones de dólares por sobrecostes y “perjuicios” durante la ejecución de los trabajos.

Así consta en el informe de auditoría correspondiente a 2016 de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), entidad pública del país centroamericano encargado de la explotación de la infraestructura.

En el documento, fechado el 15 de diciembre y difundido hoy por el diario español “El País”, se especifica que el monto reclamado por el consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC) aumentó de 3.277 a 5.673 millones de dólares. Esto se debe a dos solicitudes de arbitraje presentadas recientemente por el grupo ante la Corte Internacional de Arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional (CCI), destaca.

La cantidad no corresponde “solo a sobrecostes de construcción directos”, sino también a otros “indirectos”, como “costes financieros”. “Son perjuicios que el contratista considera que ha sufrido” durante la ejecución de los trabajos, explicaron a dpa fuentes de Sacyr.

Por contrato, el consorcio tiene que comunicar al cliente, en este caso la ACP, “cuál es la cantidad máxima que se puede reclamar”, subrayaron las mismas fuentes.

Si las reclamaciones prosperan, los sobrecostes podrían casi duplicar el precio de licitación de las obras, que fue de unos 3.200 millones de dólares.

La construcción del tercer juego de esclusas del Canal de Panamá, una de las infraestructuras de transporte naval más importantes del mundo, fue adjudicada en 2009 al consorcio liderado por Sacyr e integrado también por la italiana Impregilo, la belga Jan de Nul y la panameña CUSA.

La obra se entregó el pasado junio tras nueve años de trabajos y varios desencuentros entre GUPC y la ACP, hasta el punto de que en enero de 2014, el consorcio amenazó con suspender los trabajos al detectar sobrecostes.

Comentarios