¿Qué esperar del tipo de cambio?

Emilio Matta

emiliomattasaravia@gmail.com

Esposo y padre. Licenciado en Administración de Empresas de la Universidad Francisco Marroquín, MBA de la Universidad Adolfo Ibáñez de Chile, Certificado en Métodos de Pronósticos por Florida International University. 24 años de trayectoria profesional en las áreas de Operaciones, Logística y Finanzas en empresas industriales, comerciales y de servicios, empresario y columnista en La Hora.

post author

Emilio Matta Saravia
emiliomattasaravia@gmail.com

En este primer semestre del año se ha podido evidenciar un incremento en el tipo de cambio de niveles de Q7.35 x USD1.00 a principios de año hasta alcanzar Q7.50 x USD1.00 en la actualidad. ¿Qué está sucediendo y qué puede ocurrir en el corto plazo?

Antes de responder a la pregunta planteada con anterioridad, cabe resaltar que en Guatemala el tipo de cambio se negocia libremente de acuerdo con la ley de oferta y demanda de divisas, aunque el Banco de Guatemala debe intervenir por ley para amortiguar la volatilidad sin afectar la tendencia. Este sistema fue diseñado para que cuando exista un choque externo que afecte el tipo de cambio, el impacto del mismo será minimizado por la regla de participación que tiene Banguat para que no tenga movimientos bruscos. También es importante mencionar que el tipo de cambio es simplemente un precio entre dos divisas, el quetzal y el dólar, y no debe ser un objetivo como tal, es decir, el Banguat o el gobierno no deben fijar como objetivo que el tipo de cambio sea, digamos Q7.80 x USD1.00, eso no les compete a las autoridades del país. Lo que sí les compete, es no intervenir discrecionalmente en la determinación del mismo, comprando o vendiendo dólares arbitrariamente.

Los principales factores que inciden en la oferta y demanda de divisas son externos, y se pueden resumir en remesas familiares y exportaciones (oferta de divisas) e importaciones (demanda de divisas), principalmente el petróleo y sus derivados. La ley de oferta y demanda funciona de una forma relativamente simple: a mayor demanda de un bien, su precio aumentará y viceversa, mientras que a mayor oferta de un bien su precio disminuirá y viceversa. En términos de quetzales y dólares, siempre y cuando no aumente la cantidad de quetzales en circulación, esto significa que, si se demandan más dólares, el precio del dólar (tipo de cambio) aumentará, mientras que, si se ofrecen más dólares, el precio del dólar disminuirá. Obviamente este proceso es bastante más complejo, pero trato de simplificarlo para que a los lectores que no estén familiarizados con estos conceptos les resulte más sencillo de entender.

En estos primeros cinco meses del presente año, el crecimiento de las remesas ha sufrido una desaceleración importante con respecto del mismo período del 2017, es decir que no ha crecido al mismo ritmo que venía haciéndolo. De igual forma, las exportaciones se han visto afectadas principalmente por los bajos precios internacionales de materias primas como azúcar y café (entre los principales productos de exportación de Guatemala). En el mismo periodo, los precios internacionales del petróleo han aumentado en 25%, incrementando la demanda de divisas para comprar combustibles. Esta situación ha presionado el tipo de cambio al alza, aunque de forma moderada, ya que las remesas familiares, que son uno de los principales oferentes de dólares al mercado, han tenido un crecimiento, aunque muy leve.

Considero que en el corto plazo esta tendencia va a continuar, ya que la expectativa de los precios internacionales de petróleo es al alza, principalmente por factores geopolíticos de Oriente Medio, mientras que las exportaciones se verán afectadas por los bajos precios de azúcar y café, y el ritmo de remesas continuará siendo más lento de lo que fue en el 2017, aunque continuará creciendo. Debido a la regla de participación que tiene Banguat, no habrá saltos fuertes en el tipo de cambio, pero sí habrá una tendencia al alza que considero será por el resto del año, a menos que cambie bruscamente alguno de los drivers principales del tipo de cambio, especialmente el precio del petróleo.