Inicio Publicaciones Público en general Pidiendo pista para aterrizar
NOVENO MES DEL VIAJE FANTÁSTICO:

Pidiendo pista para aterrizar

Pidiendo pista para aterrizar

Alfonso Mata

TREINTAITRESAVA SEMANA: ESAS PIERNAS

Enhorabuena, entras esta semana en tu octavo mes de embarazo. El final está cerca y ahora estás ansiando encontrarte con tu bebé, que continúa creciendo. Los sentidos de tu bebé funcionan a toda capacidad: Escucha, siente, toca, saborea…Se siente cada vez más estrecho en tu útero y ocupa casi todo su volumen. Esto no impide que se mueva, aunque lo hace ciertamente menos, pero siempre con regularidad. Tu niño mide 38-40 cm desde la cabeza hasta los talones y pesa aproximadamente 1.7 kg. Este mes, todavía aumentará un 1 kg. Las células de los pulmones del pequeño, ya segregan el surfactante, un líquido que evitará que sus pulmones se retraigan completamente cuando tome su primer aliento al aire libre.

Debido a la retención de agua en el cuerpo, a muchas mujeres embarazadas no les entran sus zapatos o no pueden ponerse sus anillos. Puede ocurrir edema. Para limitar este trastorno, considera beber al menos 1.5 litros de agua al día y limitar los alimentos con salazón. Tu útero ahora es 500 veces más grande que al principio de tu embarazo. Si se te dificulta mucho dormir, coloca un cojín debajo del vientre.

TREINTAICUATROAVA SEMANA: ESAS CONTRACCIONES

Tu bebé crece de manera constante y acumula suficiente grasa para regular su temperatura. El espacio es cada vez más restringido para él, que sin embargo siempre se deleita en el líquido amniótico. Debe seguir moviéndose y debes sentirlo por lo menos una vez al día. Mide 40.5 cm y pesa casi 2 kg. Le faltan más de 9 cm para alcanzar el tamaño de un bebé a término (50 cm aproximadamente). Es cada vez más rechoncho con la piel rosada y lisa. De ahora en adelante, sus órganos principales funcionan.

Tu espalda está cada vez más arqueada y el peso de tu bebé, mueve el centro de gravedad de tu cuerpo, a veces eso puede hacer que pierdas el equilibrio. Descansa lo más posible.

Doctor ¿y esas contracciones dolorosas? Muchas mujeres embarazadas a veces sienten que su vientre se vuelve duro. El útero empieza a ejercitarse y con dolor. Esas contracciones son dolorosas pero irregulares y no se intensifican. Sin embargo, hable con su médico. Si esas contracciones se acompañan de estrechamiento o apertura del útero, esto se vuelve problemático. Si tiene flujo vaginal, puede ser líquido amniótico y tiene que ir al hospital. El vientre que se endurece también puede ser un signo de exceso de trabajo. Dese descansos. Y a eso se agrega que ¿Tu compañero tiene miedo al parto? No participó en ninguna clase de preparación para el parto, no sabe qué hacer el Día D… ¡consigan un libro para futuros padres y léanlo juntos!

TREINTAICINCOAVA SEMANA: ESOS MIEDOS

¡Uf! Por último, el permiso de maternidad cerca. Durante semanas has estado esperando este momento… Finalmente, podrás concentrarte solo en tu bebé y puedes prepararle ya, un acogedor nido para darle la bienvenida. Bebé casi en posición; mide ahora 42 cm desde la cabeza hasta los talones y pesa alrededor de 2.1 kg. Sigue creciendo. Se traga mucho líquido amniótico y acumula el meconio (compuesto de mucosidad, bilis y restos celulares y grasos) en sus intestinos, que eliminará rápidamente al nacer. Su sistema inmunológico y su cerebro han madurado y tu bebé, probablemente ya tiene una posición ideal para el parto, es decir, la cabeza hacia abajo.

Trastornos hormonales pueden secarle la piel, que se vuelve escamosa. Que bebas mucha agua y consumas fruta fresca, es bueno. Si continúas practicando la natación, el único deporte permitido en esta etapa de su embarazo, piensa en la hidratación de la piel y el cabello antes y después de la piscina. Flotar en el agua sólo, puede ser beneficioso porque tiene pequeña opresión en el lado de los ligamentos en la pelvis. El peso del útero es ahora de 1 kg más que al principio del embarazo, contiene 1 litro de líquido amniótico.

Doctor: ¿Qué pasa si la bolsa de agua se rompe ahora? Este es el caso del 10% de las mujeres embarazadas. El líquido amniótico se renueva cada 3 horas, su embarazo puede continuar después de esta grieta pero bajo estrecha vigilancia: deberá tomar tratamientos especiales para reducir el riesgo de infecciones y permanecer a la vista del médico. ¿Tienes un pediatra? Es el momento. Busca consejos de otros padres.

TREINTAISEISAVA SEMANA: PUEDE SER

Ya mide su bebé al menos 43 cm con unos 2.2 kg de peso. Aunque regordete, se mueve menos que antes, pero de manera violenta, porque ahora le queda muy estrecho el útero. Aparte de los pulmones, la mayoría de sus órganos están finalmente maduros. Además, si tu bebé decide nacer esta semana, es muy probable que no entrara en una incubadora o muy poco. Tu octavo mes ha terminado y entras en la última fase de su embarazo. Tanto mejor porque tus pechos son cada vez más tensos y la pelvis dolorosa. El cuello de tu útero se vuelve más suave a medida que tu cuerpo se prepara para el parto. Ahora sabes qué posición te permite el mejor descanso, la posición lateral, por ejemplo, apoyar tu vientre y rodillas con almohadas mullidas.

Doctor ¿qué hacer en caso de fiebre, dolor de cabeza, dolores en el cuerpo? Si sientes fiebre, toma inmediatamente la temperatura y dile al médico; puede ser un resfriado o una gripe pequeña, pero también una infección más grave. El médico debe estar seguro, a la menor duda, realizará un muestreo de orina y un análisis de sangre. También dará tratamientos si es necesario. En cualquier caso, puedes tomar un poco de paracetamol para bajar la fiebre.

¡Que son esos dolores y esas contracciones y esa falta de apetito, sueño, intranquilidad cansancio!.

Estamos ya en la última etapa del viaje, el niño está en plena etapa de maduración de sus órganos y de pruebas de funcionamiento de sus principales funciones antes de echarse a rodar por el mundo. La madre, brindándole todos los recursos y amor que necesita y preparándose no solo para el alumbramiento sino poniendo al día su cuerpo mente y corazón, para atenderlo durante los primeros meses de vida.

Comentarios