EN EL MARCO DE SU VISITA A GUATEMALA

Piden al vicepresidente Pence el cese de la separación de menores migrantes

Por Eder Juárez
ejuarez@lahora.com.gt

El Grupo Articulador de Sociedad Civil para las Migraciones pidió al vicepresidente estadounidense, Mike Pence, el cese de la separación de niños, niñas y adolescentes en la frontera sur de los Estados Unidos, aprovechando su visita a Guatemala hoy, donde se reunirá con los presidentes del Triángulo Norte de Centroamérica.

Las organizaciones señalaron que los menores están sufriendo graves traumas, por lo que demandaron al Estado de Guatemala mayor protección a los niños, quienes han sido víctimas de la separación de sus padres.

SEPARACIÓN TRAUMÁTICA

Juan José Hurtado, de la Asociación Pop-Noj, indicó que la separación ha resultado traumática para los niños, lo que se refleja en horas de la noche, pues no pueden dormir con la luz apagada. Hurtado señaló que el Gobierno de Guatemala no ha hecho nada para proteger la seguridad de la niñez migrante, ya que en un caso reciente un niño que fue reunificado con su progenitora fue presentado ante la prensa y fotografiado sin defender su identidad, de tal manera que atenta contra la seguridad de la familia.

El padre Mauro Verzeletti, de los Misioneros de San Carlos Scalabrinianos, dijo que el trauma que están sufriendo los menores se quedará en la historia de vida de los niños, porque realmente los mecanismos de separación son inhumanos e indignos y violatorios de los Derechos Humanos de la niñez migrante.

Agregó que hay una situación muy compleja para los niños, niñas y adolescentes que fueron separados, ya que deben ser identificados, lo cual va a resultar siendo una labor titánica que van a tener que hacer las autoridades para reunificar a los niños con sus padres, porque son de diferentes nacionalidades.

PROBABLEMENTE MEDICADOS

Judith Erazo, del Equipo de Estudios Comunitarios y Acción Psicosocial (Ecap), indicó que no se tiene la certeza de que los niños separados hayan sido medicados, sin embargo, el comportamiento de los menores es demasiado tranquilo y algunos no reconocen a sus padres, podría dar señales de que han sido medicados.

Erazo no descartó que ese extremo sea así, pero mencionó que se deben de realizar los estudios y exámenes correspondientes a los niños retornados para tener la certeza de si el Departamento de Inmigración de Estados Unidos está utilizando alguna sustancia en los niños migrantes.

PETICIONES

Las organizaciones pidieron que se garantice la pronta reunificación de los menores con sus padres, en el marco del interés superior de la niñez.

Asimismo que se garantice una objetiva investigación en el caso del asesinato de la migrante Claudia Gómez y se brinde una reparación inmediata a su familia en Guatemala, que se dicten las sanciones penales correspondientes al autor del crimen y se revisen los mecanismos de detención para evitar que estos hechos se repitan.

Además de que se consideren las medidas de protección internacional para las víctimas de la tragedia del Volcán de Fuego, en el marco de una política migratoria humana y coherente con los distintos contextos de los países de origen y países de acogida y refugio.