Niños tailandeses podrían volver a casa la próxima semana

Chiang Rai (Tailandia),
Agencia dpa

El regreso a casa de los niños rescatados en los últimos días de una cueva en el norte de Tailandia e internados ahora en el hospital podría empezar la próxima semana, según trascendió hoy.

Los 12 jugadores del equipo de fútbol los Jabalíes y su entrenador están recibiendo invitaciones de todo el mundo, entre otros de la FIFA o de clubs como el Manchester United, aunque no está claro si todos podrán aceptarlas.

Al menos dos y el entrenador no tienen nacionalidad ni pasaporte tailandés, son apátridas de la vecina Myanmar. Pertenecen a la minoría wa, a los que ni Myanmar ni Tailandia reconocen hasta ahora como ciudadanos. Actualmente está en marcha un debate para cambiar su situación.

Tras el éxito de la espectacular operación para sacarlos de la cueva del norte de Tailandia en la que estuvieron más de dos semanas atrapados, que fue seguida en todo el mundo, muchos de los rescatistas internacionales empezaron también a volver a sus países.

La mayoría de los más de una docena de buzos especiales ya salieron del país. La unidad especial de la Marina tailandesa también fue recibida con una gran celebración al aterrizar en su base principal.

Mientras tanto, el Ejército publicó un vídeo de la acción de rescate desde el interior de la cueva inundada, que transcurrió sin que nadie resultara herido. Durante los preparativos previos sí murió un buzo tailandés. Su familia será indemnizada con 495 mil baht, unos 12 mil 750 euros, informó el diario Bangkok Post.

Los jóvenes quedaron atrapados en la cueva de Tham Luang-Khun Nam Nang Non, en una región próxima a la frontera con Myanmar, el pasado 23 de junio cuando tras un entrenamiento, se vieron obligados a adentrarse en la misma al verse sorprendidos por lluvias torrenciales. Tras más de dos semanas atrapados, comenzaron a ser rescatados el domingo, en una larga operación que concluyó el martes.

Actualmente se encuentran bajo observación en el hospital de la capital provincial Chiang Rai. Los médicos aseguran que se encuentran bien.

Las autoridades están estudiando levantar una especie de museo en el lugar en recuerdo del espectacular rescate. Los responsables de turismo de la región en la frontera con Myanmar esperan atraer también a turistas extranjeros.