Neymar, listo para el asalto al trono de Messi y CR7

Sochi, Rusia
DPA

¿”Hexacampeonato” y nuevo Número Uno? El brasileño Neymar es el hombre llamado a devolver a la “canarinha” al olimpo del fútbol en Rusia 2018, donde él mismo aspira además a convertirse en la nueva gran estrella mundial y sellar el fin de la era de dominio absoluto de Lionel Messi y Cristiano Ronaldo.

Recién recuperado de una lesión, Neymar se considera a sus 26 años preparado para convertirse en el heredero de Pelé, Garrincha, Romario y Ronaldo el “Fenómeno” como las leyendas que condujeron a Brasil a un título mundial.

Pero si levanta la sexta Copa brasileña el 15 de julio en Moscú, el delantero natural de Sao Paulo no sólo llevaría el título a su país tras una sequía de 16 años y algunas amargas derrotas, sino que podría además completar su asalto definitivo al trono del mejor jugador del mundo.

En los años de su esplendor deportivo, Neymar llega a Rusia mucho más maduro que en el Mundial de 2014, cuando se perdió la semifinal – la dolorosa caída por 7-1 de Brasil frente a Alemania – tras caer lesionado en el partido de cuartos ante Colombia.

“No sé cuál es el límite de Neymar”, lo elogió su seleccionador, Tite, después de que el astro brillase en el 3-0 contra Austria en el último amistoso de Brasil antes del comienzo de Rusia 2018. Fue la segunda exhibición de Neymar en su segundo partido tras regresar de una lesión en un pie que lo tuvo tres meses fuera de las canchas.

Poco proclive a dar muchas declaraciones de intenciones en los últimos años, el delantero dejó clara su ambición en agosto de 2017 al fichar por el Paris Saint-Germain y dejar el Barcelona, donde formaba un trío de ataque letal al lado del argentino Lionel Messi y del uruguayo Luis Suárez.

“Un deportista necesita desafíos”, explicó el brasileño entonces su decisión de salir del club con el que ganó la Liga de Campeones en 2015 para fichar por el PSG por la cifra récord de 222 millones de euros.

Para muchos resultaba evidente que el desafío de Neymar consistía en salir de la sombra de su amigo Messi para aspirar por fin al “Balón de Oro”, un título individual que el argentino y el portugués Cristiano Ronaldo se han repartido entre ambos en un dominio inédito en los últimos diez años, con cinco galardones cada uno.

El cálculo, hasta ahora, no salió bien. Neymar y el equipo de estrellas formado a golpe de petrodólares por los jeques árabes dueños del PSG ganaron con facilidad la Liga francesa en la última temporada, pero cayeron en octavos de la Champions frente al Real Madrid, perjudicados por la ausencia forzosa del astro brasileño.


Brasil se siente como en su casa en la soleada Sochi

SOCHI, Rusia
AP

Neymar y sus compañeros de selección no perdieron el tiempo en irse a la playa tras la llegada de la selección a su base del Mundial en Sochi.

Los pentacampeones mundiales se sienten como en su casa en este balneario del Mar Negro, a gusto con el calor y una playa privada.

Tanto era el gozo que el primer entrenamiento de ayer acabó con Neymar y compañía arrojándole huevos y harina tanto al enganche Philippe Coutinho como al zaguero Fagner, quienes cumplían años. La imagen lo decía todo: Neymar y Coutinho, dos de los futbolistas más caros del mundo, divirtiéndose en la víspera de un torneo en el que cargan enormes expectativas.

En Sochi, Brasil cuenta con condiciones idílicas para entrenarse. La ciudad le ofrece el entorno más parecido a su país.