Nave de SpaceX lleva helado, ratones y un robot a la EEI

Por MARCIA DUNN
CABO CAÑAVERAL, Florida, EE.UU.
Agencia (AP)

Una cápsula de SpaceX llegó a la Estación Espacial Internacional cargada con arándanos, helado, ratones y el primer robot en órbita con inteligencia artificial.

La capsula Dragon se ancló al laboratorio orbital tres días después de partir desde Cabo Cañaveral, en Florida. El astronauta de la estación Ricky Arnold usó un brazo mecánico largo para tomar la cápsula cuando se desplazaba a gran altura sobre Quebec, Canadá.

El envío de casi 2 mil 700 kilos (6 mil libras) incluye el robot esférico Cimon. Con un tamaño poco mayor al de una pelota de básquetbol, se espera que el robot con inteligencia artificial de la Agencia Espacial de Alemania ayude al astronauta alemán Alexander Gerst con experimentos científicos. El cerebro de Cimon estará constantemente actualizado por IBM por lo que su inteligencia, y su rol, seguirán creciendo.

También había ratones genéticamente idénticos para un estudio sobre bacterias intestinales y café con mucha cafeína en la Dragon, para acompañar los arándanos y helado.

“Estamos emocionados por las próximas semanas, con la descarga de suministros científicos y el inicio de grandes experimentos”, le dijo Arnold al Control de Misión en Florida poco después de atrapar la cápsula.

Cuando se le informó que se trataba de la 30ma captura de una cápsula de carga por el brazo robótico de la estación, Arnold dijo que era “difícil de creer. Es un gran logro”.

La mayoría de esas naves visitantes han sido proporcionadas por compañías privadas estadounidenses contratadas por la NASA para mantener abastecida la estación espacial.

El Control de Misión dijo que era apropiado que la última captura hubiese ocurrido sobre Quebec, pues el brazo robótico es una contribución canadiense. Los controladores de vuelo en Houston maniobraron exitosamente la Dragon a su sitio horas más tarde. Esta cápsula es reciclada y ya había visitado la estación.

Aparte de Gerst, el laboratorio espacial es hogar de tres estadounidenses y dos rusos.