CON POCOS DIPUTADOS EN SESIÓN SOLEMNE

Morales y Arzú llaman a la unidad apelando a la familia y valores; atacan a manifestación indígena y estudiantil

POR EDER JUÁREZ
ejuarez@lahora.com.gt
y HEDY QUINO
hquino@lahora.com.gt

El presidente Jimmy Morales participó en la Sesión Solemne en el Congreso de la República, junto al vicepresidente Jafeth Cabrera y el presidente del Congreso, Álvaro Arzú Escobar, al presidente del Organismo Judicial, José Antonio Pineda Barales, ministros y con la ausencia de más de la mitad de los diputados, por la celebración del 197 aniversario de Independencia Patria.

Durante su discurso el mandatario comparó la Marcha por la Vida realizada el pasado 2 de septiembre, con las manifestaciones hechas este día por el Comité de Desarrollo Campesino (Codeca), que solicitaron su renuncia y que el trabajo de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) continúe.

“Existe libre emisión del pensamiento y una Constitución que la respalda. Pero libertad no significa: golpear, abusar, romper o manchar” dijo Morales en clara referencia a las protestas realizadas ayer por los estudiantes y hoy por los campesinos.

En su discurso, Morales aseguró que es la fe la que une a los guatemaltecos “puedo ver desde la invocación a Dios en la Constitución Política de la República, que debe haber algo que nos une a los guatemaltecos y es la fe”, indicó.

“Esa fe ha unido verdaderas marchas, de cientos de miles de guatemaltecos no de una iglesia, no de una religión o de un credo, que creen en la vida y que creen en la familia, y coincidimos con el pensamiento del presidente Arzú que me antecedió a este discurso”, afirmó el mandatario.

Agregó que en la Marcha por la Vida “unos oraban, otros cantaban, nadie destruía, nadie agredía, todos tenían un mismo pensamiento”, en referencia a las manifestaciones que se han producido en su contra desde que tomó la decisión de no renovar el mandato de la CICIG y no permitir el ingreso al comisionado Iván Velásquez al país.

DISCURSO DE ARZÚ SE ALINEA AL DE MORALES

Mientras cientos de ciudadanos expresaban su rechazo al gobierno de Jimmy Morales y congresistas declinaban su participación a la actividad protocolaria, Arzú Escobar aprovechó su discurso para pedir unidad por medio de la familia y los valores.

“¿Cuáles son esos vínculos vitales, esos lazos reales que han mantenida unida a la sociedad humana por siglos? ¿Cuáles son esos enemigos radicales de la corrección política, la ideología del pensamiento único y el totalitarismo? Nada más y nada menos que la familia, la tradición, la historia vivida de una nación, el temor de Dios”, interrogó Arzú Escobar.

En su disertación, el jefe del Legislativo se refirió a la “ideología de género”, esto debido a dos iniciativas de ley que generaron polémica entre los congresistas, una se refería a la identidad de género y la otra trataba de la posibilidad de interrumpir el embarazo en niñas víctimas de abuso sexual.

“La libertad se alimenta del derecho a disentir. Esta ideología de moda, por el contrario, anhela imponer el pensamiento único; a fuerza de destruir la familia y las tradiciones propias de nuestra sociedad.”, agregó.

En su intervención Arzú no desaprovechó para culpar a la prensa de la “división”.

“Las familias están divididas, muchas amistades se han roto, hoy estamos enfrentados por las noticias falsas, la realidad alterada y las ideologías pasajeras”, afirmó.

“Guatemaltecos, no permitamos que continúe la división entre nosotros, no permitamos que vengan a decirnos qué pensar, cómo vivir, cómo debemos educar a nuestros hijos. Nadie, mejor que nosotros, sabe qué es lo mejor para nuestras familias, nadie tiene el derecho de decirnos cuál es nuestro destino porque solo nosotros sabemos de dónde venimos y hacia dónde vamos”, concluyó Arzú.