Inicio Nacionales En Manhattan, Virginia y Michigan, un éxito que no conoce fronteras
COMPARTEN SUS VIVENCIAS EN ESTADOS UNIDOS

En Manhattan, Virginia y Michigan, un éxito que no conoce fronteras

por -
0 1023
En Manhattan, Virginia y Michigan,  un éxito que no conoce fronteras

Por Grecia Ortíz
gortiz@lahora.com.gt

Con mucho esfuerzo y dedicación, miles de migrantes guatemaltecos sobresalen en Estados Unidos. Las vidas de Américo López en Manhattan, Florinda López en Virginia y Juan Francisco en Michigan, son algunas de las historias por conocer de los más de 1.8 millones de connacionales que decidieron migrar al país norteamericano con la esperanza de un futuro diferente.

NEW YORK

DESDE MANHATTAN
AMÉRICO LÓPEZ SOBRESALE

Américo López relató a “La Hora Voz del Migrante” cómo se enteró del proyecto. Según dijo, esto ocurrió cuando una persona que debía llevarle un encargo le compartió dos ediciones del diario impreso, por lo que decidió compartir su historia, que considera es similar a las contadas por los demás connacionales en las ediciones anteriores.

“Yo dije pues yo también he hecho algo en Estados Unidos y voy a escribir para ver si me dan una oportunidad”, comentó López sobre su interés de compartir algunos detalles de su vida, por lo que se animó a enviar un correo electrónico para que fuera contactado por la Redacción de este diario.

López vive en Nueva York desde hace unos 20 años, cuando dejó San Rafael Pie de la Cuesta, un municipio ubicado en el departamento de San Marcos. Según su relato, abandonó Guatemala porque no había oportunidades de superación y el futuro que veía era limitado. En el país, su profesión era ser maestro.

“Espero en Dios que los paisanos puedan tener una mayor visión para que los que cruzan la frontera de verdad puedan tener una vida mejor, además tenemos que demostrar que nuestro país vale en los Estados Unidos”, expresó.

SU CAMINO A LA SUPERACIÓN

López llegó a Estados Unidos trabajando en varias labores, aunque sencillas, pero que le sirvieron para irse superando. En un principio sus trabajos fueron tareas agrícolas, como cortar tomates y ejotes.

“Pensé que eso era los Estados Unidos, y ya me estaba arrepintiendo y de ahí se me dio la oportunidad y me fui para California, y pues ya empecé a trabajar en diferentes compañías, y en una floristería en donde empecé a abrirme campo, empecé barriendo, armando flores, pero lo más importante que cuando uno tiene una noción en la vida y la persigue, uno pues quiere superarse y no quedarse en lo mismo”, dijo.

El entrevistado considera que la habilidad que desarrolló elaborando arreglos florales la tienen todas las personas, cada uno de manera diferente, pero que debe lograr a la hora de buscar oportunidad.

Recordó que cuando estuvo en Guatemala elaboró algunos arreglos florales y aunque no tenía muchas ideas le gustaba. “Le puse mucho interés a hacer arreglos y me llamó la atención y empecé a perseverar y busqué por todos los medios lograr esta oportunidad…aunque no fue lo más grande que logré”, indica.

EMPEZÓ A TRABAJAR EN UNA FLORISTERÍA

Ya con experiencia decidió trasladarse hacia Nueva York, donde primero trabajó en un car wash, pero decidió cambiar a una floristería. Fue hasta que llegó a Manhattan en donde encontró trabajo como diseñador de una de las mejores tiendas del lugar, conocida como Peter’s Flower.

La mayoría de arreglos son entregados a grandes artistas como Jennifer López y Madonna, entre otros, así como grandes compañías, comenta.

López también se inspiró por escribir un libro con su historia, en el cual su madre es la protagonista. Según dijo se preparó por años en escribir pequeños fragmentos que luego unió, posteriormente ha dado entrevistas a varios medios internacionales.

Uno de los momentos más emotivos para el guatemalteco fue cuando recibió el reconocimiento al Orgullo Hispano de la ciudad de Nueva York, que asegura quedará grabado para toda su vida.

LA HUMILDAD ES IMPORTANTE

Su libro se compone de tres partes que incluyen su vida en Guatemala, la segunda comprende su viaje a California y la tercera es sobre su trabajo como uno de los mejores diseñadores de arreglos florales.

“Los lectores van a ver un día que nunca les mentí y que con esfuerzo y con humildad, con fe en Dios, podemos llegar a grandes cosas sin perjudicar a nadie y sin creernos más que nadie, simplemente trabajar y ser ejemplo, porque pienso que los medios de comunicación nos dan la oportunidad de abrirnos pero ser humildes”, opinó.

Aunque López ha alcanzado el éxito, asegura que la humildad es una virtud que nunca se debe olvidar y siempre tener presente, porque abre las puertas de cualquier lugar.

Cuando el guatemalteco elabora arreglos asegura que siempre busca inspiración y trata de hacerlo pensando en paisajes de San Marcos de donde es originario.

NO DEJARSE VENCER

López asegura que aprender el idioma inglés es uno de los retos que muchos migrantes deben vencer y que pueden hacerlo siempre que se lo propongan, y buscar sobresalir entre las miles de personas que buscan una oportunidad.

Señala que aunque todos los que llegan a Estados Unidos tienen la ambición de hacer cosas materiales, es importante que aprendan el inglés, para no resignarse a un solo puesto de trabajo. “No hay que ser conformistas en lo que tenemos, sino simplemente buscar una escalera y subir una gradita día a día, hasta superarnos hasta como estoy en la ciudad de Nueva York”, indicó.

López anima a los connacionales que nunca se deben dejar vencer ya que solo así cree que se puede salir adelante, porque se tendrán más ingresos y se tendrá bien a su familia.

Indica que su deseo para los migrantes guatemaltecos siempre ha sido que todos puedan tener una vida mejor a la que tenían, pero que nunca deben olvidar el lugar de donde provienen porque eso le da esencia a cada persona.

Toda su familia se encuentra en Guatemala, a quienes asegura extraña siempre. “A mi madre más que todo que es una mujer muy humilde muy sencilla, y hace tiempo que no la puedo ver, espero regresar pronto y poder abrazarla y decirle que estoy de regreso. Ahí es donde se escribirá la segunda historia de mi vida, para que sea una historia verídica” indica.

Al recordar la comida, el entrevistado asegura que nunca olvida los frijoles cocidos, las hierbas en caldos acompañados de tortillas del comal y el pepián sin falta.

“Lo que he tenido en mi corazón de niño ha sido la superación, y es lo que Dios me abrió la puerta como un gran ejemplo en este país para mucha gente del mundo que ha visto mi humildad y sencillez y que voy sembrando esa semilla. Con humildad se logran muchas cosas para seguir aprovechando”, expresó.

VIRGINIA

FLORINDA LÓPEZ: SE NECESITA ESFUERZO PARA SALIR ADELANTE

En el estado de Virginia, a 651.5 kilómetros de Nueva York, vive Florinda López, junto a su esposo y sus hijos, quienes son originarios de Concepción Chiquirichapa de Quetzaltenango. Recuerda que migraron hace 18 años a ese país, con la esperanza de tener un futuro diferente al que podían tener si se quedaban en Guatemala.

La guatemalteca hizo el viaje junto a sus hijos Brandon de tres años (en ese entonces) y Wilmer el mayor de ellos. Actualmente ambos han finalizado una etapa académica y ella dice sentirse orgullosa del sacrificio que significó esta etapa.

“Nos esforzamos mucho para que ellos lograran un futuro mejor, lo que nosotros no tuvimos, quisimos que nuestros hijos lo tuvieran”, aseveró.

La entrevistada comentó que al llegar a EE. UU. tenía una percepción diferente, porque veía fotos de familiares que vivían en ese país y creía que era más sencillo, pero con el tiempo se dio cuenta que si bien es un país de oportunidades, se necesita de un gran esfuerzo para salir adelante.

“Fue un día sábado que llegué, y ya un día lunes tenía que ir a trabajar, empecé en Washington D.C. fue un mi hermano el que me consiguió el empleo y de ahí solo descanse un día nada más, y desde ese entonces he estado trabajando 18 años aquí en lo Estados Unidos”, destacó.

Uno de los obstáculos a los que se enfrentó fue el inglés, porque al principio no entendía nada de lo que los demás hablaban. “Sin el inglés no se puede defender” indica, aunque en su caso asegura que ya no siguió con sus estudios porque no le daba tiempo para atender a su familia y trabajar.

La migrante comenta que a veces siente mucha tristeza cuando recuerda como sufrieron sus hijos al no saber inglés y que no podía ayudarlos, pero se siente orgullosa porque ahora ve como se han logrado superar y eso la hace sentir bien porque sabe que con esfuerzo lograran llegar muy lejos.

En la actualidad trabaja en la limpieza de casas y busca salir adelante junto a su esposo e hijos. En mayo pasado dos de sus hijos lograron obtener sus títulos universitarios.

Aunque el trabajo absorbe la mayor parte del tiempo de su vida, la guatemalteca disfruta en sus tiempos de libres en coser y tejer ropa, además de conversar con su familia. Su comida favorita es el pepián y los tamales de arroz que le recuerdan el país que dejó hace 18 años, pero asegura lleva en el corazón.

Una melodía que la hace rememorar el tiempo que estuvo en Guatemala es el son del Rey Quiché, y también encuentra espacios para practicar básquet ball, y siempre que puede trata de ver noticias para estar informada de todo lo que sucede.

Finalmente también envió un mensaje a las mujeres trabajadoras a que sigan luchando por sus familias, y por sus hijos “sé que no es fácil pero tampoco imposible. Y con la bendición de Dios todo es posible”.

MICHIGAN

PANCHOLON RADIO Y SU ÉXITO EN MICHIGAN

Mientras Juan Francisco, más conocido como Pancholon, fundador de “Pancholon radio”, manifestó que es un asiduo lector de La Hora y ahora de La Hora Voz del Migrante. Según dijo, se sintió motivado a compartir su historia de superación, porque cree que de esa manera se incentiva a que los demás migrantes también lo hagan. Es originario de Santa Cruz Barillas, del departamento de Huehuetenango.

“La época que me tocó vivir fue bastante difícil, no había oportunidad de trabajo, la guerra civil , yo estudiaba la carrera de ciencias comerciales, al ver que no tenía ni para un libro entonces tuve que emigrar a Estados Unidos a mediados de 1980”, expresó.

_Pancholon 1Cuando llegó a Los Ángeles California, lo primero que hizo fue buscar un trabajo como costurero, puesto que implicaba menos interacción en inglés, además que ya estaba relacionado a esta profesión, que desempeñó en Guatemala por 7 años. Sin embargo reflexionó que este trabajo no lo llevaría a una verdadera superación por lo que decidió continuar sus estudios.

Pancholon cursó la carrera de computación con la idea de que algún día le podría servir. “Fueron nueve meses intensos aprendiendo programas, con un poco más de experiencia y sabiendo inglés dejé la costura porque es un trabajo bastante difícil, se gana poco y no había mucho futuro, explica.

Luego de ese empleo, el huehueteco trabajó como contratista de publicidad y desde entonces tomó ese rumbo en la publicidad y en los medios de comunicación.

“No ha sido fácil este camino, trabajé en el área de publicidad de Los Ángeles de San Bernardino, de Orange, me dedicaba a cubrir esas áreas de publicidad de las empresas como Target, Sears, Walmart, Macys, cinco o seis trabajadores iban conmigo porque los necesitaba para terminar mi ruta”, señaló.

_Pancholon 2SURGE UN NUEVO PROYECTO

Ese trabajo lo conservó hasta el ataque a las Torres Gemelas del World Trade Center de Nueva York, ya que después disminuyó el trabajo y se perdieron muchos clientes, por lo que prefirió dejar los Ángeles para encontrar nuevas rutas. Así es como llegó al estado de Michigan en donde surgió “Pancholon Radio”, cuyo nombre se debe en realidad a la forma en como le llaman amigos.

La idea de abrir un espacio radial surgió en el 2000 con el programa Cali en el que aportaba, pero siempre deseó incluir las tradiciones y cultura de Huehuetenango, así como música que permite que las personas se transporten a su país, pero que a su consideración debía ser adoptado a un formato diferente y digital, para tener un gran alcance.

“Nunca pensé que la radio iba a tener una cobertura como la tiene hasta el momento, porque llega a todo Estados Unidos, Canadá, México, toda Centroamérica y parte de Europa y ha tenido una buena aceptación de nuestros paisanos guatemaltecos que radican en estas tierras y gracias a eso el crecimiento significa oportunidad para compartir, para dar algo a aquellos que lo necesitan y en este caso a nuestros trabajadores que son graduados de Guatemala”, dijo.

Dado el éxito que tiene Pancholon, el entrevistado dijo que se han sumado apoyos de publicidad de empresas que aunque no entienden de cultura han apostado al alcance que tienen.

“Siempre me he preocupado de que la oportunidad que no tuve de niño, en mi país ahora con el crecimiento de Pancholon Radio y con esta nueva empresa cien por ciento americana, nos da oportunidad de abrir espacios de trabajo a quienes lo necesitan”, indicó.

Su empresa está registrada bajo el nombre de Pancholon Broadcasting Corporation, que cree fue una buena opción para tocar la puerta de mercados de Estados Unidos.

HISTORIAS LO INSPIRAN A SEGUIR

En su tiempo libre, Pancholon trata de leer, sobre todo historias de migrantes que han logrado sobresalir. “Me gusta leer historias de éxito de mis propios paisanos, muchos tienen restaurantes, tienen empresas y comenzaron como yo, lavaplatos, costureros, me gustan los periódicos que abordan ese tipo de temas y también en mi tiempo libre comparto con mis hijas y me gusta ver el fútbol” cuenta.

El huehueteco señala que si bien los migrantes guatemaltecos trabajan, aún falta mucho estímulo para que los jóvenes sigan sus estudios y no se queden sin buscar mejores oportunidades, que solo la preparación puede dar. No obstante cree que poco a poco esta situación ha ido mejorando.

La gastronomía guatemalteca para Pancholon es algo muy importante, y un caldo de gallina criolla en el almuerzo lo hace sentir como en casa, “es lo que comí desde niño, y no digamos los frijoles, aparte de eso me gusto un poco más la comida italiana”.

La razón del porqué le gusta ese tipo de comida internacional, asegura que es porque estuvo compartiendo tiempo con personas originarias de Italia, aunque enfatizó en que “lo nuestro en mi familia siempre es comida guatemalteca, es la mejor”.

“La única manera, la llave del éxito es la educación si los jóvenes no se educan no van a obtener trabajos en un mejor nivel”, expresó, a la vez que hizo énfasis en que leer historias de connacionales triunfando lo inspiran a seguir. “Como comunidad crecemos al saber y leer las historias de otros que han tenido impacto en su campo en donde se desarrollen”.

Además de dirigir su empresa y compartir con su familia, Pancholón también ha dedicado tiempo junto a su audiencia para llevar ayuda a estudiantes de escasos recursos, así como a algunas aldeas de Huehuetenango.


UN LIBRO QUE RELATA LA VIDA DE AMÉRICO LÓPEZ

El libro de Américo López, “El emigrante y los arreglos florales triunfando en New York” puede ser encontrado en línea y también pueden comprarlo por un precio módico.


CONTACTE A PANCHOLON RADIO

Si usted desea escuchar los programas que transmite Pancholon Radio, puede hacerlo por medio de Facebook, en la web de pancholonradio.com y también llamar gratis de cualquier parte de Estados Unidos al número 701 801 3660.

Otra de las formas de comunicarse es a través de dos aplicaciones para celulares que pueden ser descargadas en Google Play y que puede buscar con el nombre de Pancholon Radio, que también fueron diseñadas por guatemaltecos.

Comentarios