Las fake news, ¿de verdad Presidente?

Pedro Pablo Marroquín

pmarroquin@lahora.com.gt

Esposo, papá, abogado y periodista. ¡Si usted siempre ha querido un mejor país, este es su momento de actuar!

post author

Pedro Pablo Marroquín Pérez
pmarroquin@lahora.com.gt
@ppmp82

El presidente Jimmy Morales ahora se aferró al libreto para hablar de las “fake news” como su homólogo en Estados Unidos, Donald Trump, y ya lo embaucaron sus asesores en ese discurso como nuevo frente de ataque para defender su desgobierno.

Tenemos un “chorro” de problemas y un sin número de retos que enfrentar para darle cabida a miles de ilusiones de los guatemaltecos, pero nuestro “líder” democrático se empeña en hablar de “fake news” y babosadas como: “No hables mal de tu camello porque no lo vas a vender”, al hablar de las noticias y el turismo.

Si de “fake news” debe ser el debate, la primera noticia falsa que habría que verificar es la de su lema de campaña porque a luz de las evidencias, lo de “ni corrupto ni ladrón” fue la madre de las fake news completada con la que él es el promotor de la lucha contra la corrupción. La culpa es de los guatemaltecos porque cuando Morales le dijo a Valdizán que tenía un grado que no ostentaba, era el indicio claro de lo que al mandatario le gustaban las fake news.

Habrá algunos a los que las fake news les gustan y generan ingresos con las mismas, y otros que desean gobernar a partir de ellas, pero habemos muchos otros que las detestamos y las rechazamos y debemos apartarnos de las mismas para tener los debates que el país nos demanda si queremos arreglar nuestros problemas.

Si por ejemplo, al hablar de atraer visitantes y de cómo cambiar realidades y percepciones ante el mundo, en lugar de hablar pajas y dar excusas nos dedicaramos a generar políticas públicas alrededor del turismo para generar empleo y mayores visitas, esto derivaría en activación económica construyendo carreteras, mejorando aeropuertos, parques nacionales, incentivando la creación de negocios alrededor de todo el segmento de turismo y un largo etcétera.

Morales necesita aferrarse al libreto de las fake news para tratar de invisibilizar su escasa capacidad para manejar el Estado y sus condenables intenciones para que nuestro sistema regrese a las condiciones del pasado.

El mandatario está, sin duda, agobiado por los problemas en los que él solito y con la ayuda de sus brillantes asesores se ha metido. Cada vez son más los miembros del Gobierno que se quejan de ser víctimas de la rosca que les hace imposible el acceso al mandatario y todo porque piensan distinto a los cooptadores y operadores de quien están utilizando a la perfección.

El sábado decía que el papel de Morales nos va a pasar una factura que afectará a todos por igual, desde los más grandes capitales hasta el más afectado de los pobres que no tiene mayor expectativa a futuro. Tenemos miles de personas soterradas bajo la arena volcánica como consecuencia de esa incapacidad criminal del Ejecutivo y nuestro líder sale solo a repetir como loro lo que dice Trump de las fake news.

¿Qué sentirán esas familias afectadas por el volcán que no logran procesar su duelo por las condiciones que viven, al ver que su Presidente (el mismo que defiende a quien no les avisó que evacuaran) dice, en su especialísima visión, que Guatemala va por buen rumbo? Esa sí que es fake news.