Inicio Internacional “Irma”: Florida y Cuba preparan reconstrucción de ciudades azotadas 
EL GRAN PROBLEMA ES EL RESTABLECIMIENTO DE LOS SERVICIOS BÁSICOS

“Irma”: Florida y Cuba preparan reconstrucción de ciudades azotadas 

por -
0 3
“Irma”: Florida y Cuba preparan reconstrucción de ciudades azotadas 

La Habana/Miami/Ciudad de México (EE. UU.)
DPA

Casas sin techo, árboles derribados y avenidas convertidas en ríos dejó el huracán “Irma” en el estado norteamericano de Florida, mientras en Cuba se reportaron 10 muertos y grandes inundaciones en cuatro provincias por el potente ciclón hoy degradado a tormenta tropical.

“El agua llegó hasta aquí”, señala una vecina de La Habana levantando la mano por encima de su cabeza, donde todavía queda la marca del agua como testigo de la inundación. Caridad vive a tan solo tres calles del Malecón y tuvo que subirse a un segundo piso para no ser arrastrada por las corrientes.

El mar llegó a penetrar hasta 500 metros desde el emblemático paseo hacia el interior de la capital, donde más de 10 mil 000 personas tuvieron que ser evacuadas de sus viviendas.

Según un primer informe de la Defensa Civil, 10 personas murieron en cuatro provincias de Cuba a consecuencia del paso de “Irma”, que tocó tierra en la isla la noche del viernes. Siete de las víctimas fallecieron en La Habana y las restantes en Matanzas, Camagüey y Ciego de Ávila.

El presidente Raúl Castro animó a los cubanos a trabajar duramente para enfrentar esta emergencia. “La Revolución no dejará a nadie desamparado y desde ya se toman medidas para que ninguna familia cubana quede abandonada a su suerte”, escribió en una declaración publicada ayer en el diario oficial “Granma”.

En La Habana, la mayoría de las aceras lucían hoy ocupadas por árboles caídos, algunos incluso arrancados desde la raíz, y ramas que impedían el paso. La policía ordenaba el tráfico porque los semáforos no funcionaban.

El gran problema que enfrenta ahora la gente es el restablecimiento de los servicios básicos como electricidad, gas y agua potable. La fuerza del mar mezcló el agua limpia con la salada y las aguas del alcantarillado.

“Sin agua potable ¿cómo vamos a beber? Lo que hace falta es que traigan camiones cisterna”, decían unas mujeres a gritos en una calle cercana a los exclusivos hoteles: Meliá Cohiba y Riviera.

El huracán “Irma” fue degradado hoy a tormenta tropical tras azotar el estado de Florida, en Estados Unidos. Allí más de 6.5 millones de viviendas -65 por ciento del total- se quedaron sin electricidad, partes de Miami están cubiertas por el agua y la dimensión de la destrucción sigue siendo una incógnita.

Sin que se conozca una cifra oficial de víctimas en Florida, todas las miradas se dirigen ahora a la costa este de ese estado y a las costas más al norte de Georgia y Carolina del Sur, donde miles fueron evacuados y se pronostican lluvias e inundaciones.

En Washington, el presidente Donald Trump declaró que los estadounidenses “están más unidos que nunca” para ayudar a los afectados por el ciclón, considerado “monstruoso” y “catastrófico”.

“Quisiera extender las oraciones de nuestra Nación a todos los que se encuentran en la ruta de ‘Irma’ y a todos los que sufren por la devastación”, dijo Trump durante un acto en memoria de las víctimas de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

“Estamos dirigiendo recursos del Gobierno Federal para ayudar a nuestros compatriotas en Florida, Alabama, Texas, Georgia, Louisiana, Tennessee y a todos los lugares que están en peligro”, agregó.

Por su parte, el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Thomas Bossert, aconsejó a la población que evacuó sus viviendas en Florida no regresar todavía a sus hogares, pues existen demasiados cables eléctricos caídos en zonas que aún están inundadas.

Aseguró que el gobierno trabaja para salvar vidas en Jacksonville y los Cayos del sur de Florida, un grupo de islas vulnerables, unidas a tierra por una serie de puentes y que “Irma” azotó el fin de semana con vientos de más de 200 kilómetros por hora.

“Estamos preocupados por las inundaciones, los escombros, la restauración de la electricidad y el acceso a los combustibles”, añadió Bossert.

El huracán “Irma” también golpeó la industria automovilística afincada en el sur de Estados Unidos, donde los fabricantes surcoreanos Kia y Hyundai cerraron transitoriamente sus plantas en la región, informaron voceros del sector.

Mientras, el Gobierno de México anunció que no podrá ayudar a los habitantes de Texas afectados por el huracán “Harvey” la semana pasada, debido a la emergencia planteada por el terremoto de magnitud 8,2 del jueves que dejó 96 muertos, y por el huracán “Katia”, que provocó dos muertes.

“Lamentablemente en esta ocasión no será posible brindar la ayuda originalmente ofrecida a Texas”, señaló un comunicado oficial.

México fue sacudido por un sismo de 8,2 con epicentro en el Pacífico. El terremoto, el más fuerte en un siglo en el país, se sintió en 12 estados, pero afectó la zona sur, especialmente Oaxaca y Chiapas.

Comentarios