Inicio Opinión Insólito y ejemplar gesto de la doctora Escobar

Insólito y ejemplar gesto de la doctora Escobar

por -
6 429

Desde que razonó su voto contra el Amparo otorgado a la Vicepresidenta tras la resolución del Tribunal Supremo Electoral, en la víspera misma de la elección de magistrados, pensé que la doctora Claudia Escobar tenía extraordinarios atributos de valor y entereza para actuar conforme a sus principios y conocimientos jurídicos. Luego debo decir que me sorprendió que aun habiendo sido el voto disidente haya sido electa como magistrada como parte del acuerdo entre el PP y el partido Lider, sobre todo porque ella junto a otras mujeres con carrera judicial, había planteado que se estaba violando el proceso porque no se cumplieron las normas específicas de la Ley de la Carrera Judicial.

Insólito y ejemplar gesto de la doctora Escobar

Oscar Clemente Marroquín
ocmarroq@lahora.com.gt

Pero ayer nos dio a todos una lección de entereza y civismo como pocas veces se ha visto en Guatemala. Convencida, como ha estado a lo largo del proceso, de que se tiene que respetar lo que dispone la ley específica sobre los nombramientos y ascensos en la carrera judicial, la magistrada tomó una decisión sorprendente al renunciar a la designación que recibió para ser magistrada durante los próximos cinco años. Es una mujer que ha hecho carrera en los tribunales y que llegó a magistrada y fue reelecta para continuar con esa carrera, pero por considerar que el proceso ha sido viciado, decidió poner fin a su carrera y colocarnos a los ciudadanos en posición de tener que reflexionar sobre un gesto que es ejemplo de madurez, valentía, responsabilidad y sacrificio, valores que no estamos acostumbrados a ver en Guatemala porque es más fácil acomodarse, agachar la cabeza y seguir navegando en el mar de corrupción en que vivimos.

Posiblemente algunas personas se extrañen al ver esta renuncia o no la entiendan en su justa dimensión, pero la verdad es que yo no recuerdo haber visto un sacrificio personal de tal calibre para defender principios y valores. Entiendo que la doctora Escobar, esposa de nuestro colaborador en página Editorial Eugenio Fernández, vivía entregada a su profesión y al oficio de administrar justicia con toda ética y capacidad como jurista; no era simplemente un trabajo, sino para ella era un apostolado que, además, era un importante medio de vida y a todo ello renuncia porque considera que su elección no se enmarcó en lo que ella estuvo pidiendo a lo largo del proceso que era el respeto a las normas de una Ley que establece con toda precisión cómo es que mediante concursos de oposición se tienen que producir los nombramientos y ascensos en la carrera judicial.

En nuestro país posiblemente no tenga mucho eco ni repercusión un sacrificio personal como el de la doctora Escobar y me duele decirlo, pero no sería raro que su inmolación profesional termine siendo ignorada y hasta mal interpretada por una sociedad que se ha acostumbrado a que hay que “aceptar las cosas como son”. Pero no cabe duda que si tenemos hijos y nietos, hay que señalarles este ejemplo porque constituye un caso raro, atípico e insólito, en el que se anteponen principios y valores a la conveniencia personal y eso, aunque haya pasado de moda, es fundamental para la vida y llegará el momento en que por ejemplos como éste, resurjan esos ideales de vida.

  • Elizabeth García

    Loable acción en pro de la Patria la de la Doctora Claudia Escobar Mejía cuyo nombre ya está escrito el letras de oro como digna luchadora por un Estado de Derecho que nunca se acaba de instalar en Guatemala. Primero, se opuso, con su voto razonado a otorgar amparo a la evidente violación al orden constitucional por parte de la Señora Vicepresidenta y Ministros que la acuerparon en el mitin político y ahora insta con su renuncia a que la Corte de Constitucionalidad se pronuncie ante la serie de tropelías cometidas en el proceso de postulación. Si antes eran los típicos cuartelazos ahora han afinado el golpe de Estado, porque es eso se ha dado un golpe de Estado y la Corte de Constitucionalidad tiene el mandato constitucional de defender el orden Constitucional

  • Carlos Perez

    Apoyo totalmente a la Dra. Escobar de Fernández quien engrandece el nombre de nuestra patria. Debemos apoyarla para que su sacrificio y valentía no sea estéril.

  • Jefreey Menéndez

    Después de tan heroico acto. LA PELOTA ESTA EN EL CAMPO DE LA CC. Veremos claramente de que lado están esos magistrados, si tienen un ápice de decencia o son unos canallas mas.

    • ismaf6

      jajajajjaa VAYA !!!! aun hay gente que le da el BENEFICIO al ENTE llamado CC… despierte sr MIO…… desde que dejaron participar en las elecciones generales, pasandose por el *ARCO DEL TRINFO* las LEYES.. al GENOCIDA…. esta GENTE ya NO es de FIAR_ y NO vale NADA !!!!!!

  • Sergio Agnes

    Usted mismo mi estimado columnista Marroquín que nos ejemplifica, nos parece “insólito”, en una sociedad que se ha acostumbrado a justificar, la corrupción, los crimines y la violencia.
    Si es un acto de corrupción se ve en esa persona como alguien listo que supo aprovechar el momento y su oportunidad. Si es un crimen como lo sucedido a las jovencitas del INCA, rápidamente se dijo estaban involucradas en MARAS para justificar que se lo merecían, si
    una mujer es violadas, rápidamente se dice que es por la forma en que andaba vestida. Si usted se encuentra con funcionarios que laboran de forma honesta, que los hay aunque cada vez menos, lo primero que se piensa es es bruto o ese tonto no supo aprovechar su momento. Que dirán de la actitud valiente de la profesional del derecho que renunció al puesto para el que ya había sido electa.
    Su calificativo de “insólita” describe de forma abreviada lo que somos como sociedad, donde las personas honesta, integras y con ética, no son la norma, sino son como seres extraterrestres algo “insólito”. Lamentable pero en nuestra fincona un cambio de rumbo, un cambio de estructura y de sistema terminaría siendo también algo insólito, En una sociedad donde Ali Baba y los 158 ladrones son la norma de lo que tiene que ser admirado.

  • Guillermo Castañeda Lee

    A mi no parece nada loable que una señora Magistrada de la Corte Suprema de Justicia litigue por los medios de comunicación en lugar de hacerlo por medio de los mecanismos que la ley establece, pues asumo que como magistrada los conoce y su deber es apegarse a ellos.
    Creo que los guatemaltecos somos ligeros en apoyar a los que están en contra de todo, sin analizar si en realidad están apegados a derecho con sus declaraciones o resoluciones según sea el caso.
    Si tan conocedora de la ley es la Doctora Escobar, en el caso de las suspensión de la Vicepresidenta no debió razonar el voto de la manera como lo hizo, sino que debió razonarlo aduciendo que no estaba de acuerdo con el amparado solicitado, pues la Corte Suprema de Justicia no tiene ascendencia sobre el Tribunal Supremo Electoral ya que las decisiones de este ente son supremas en materia electoral y que su resolución sobre la Vicepresidente debía quedar en firme.
    Vociferar ante un micrófono en contra de algo lo puede hacer cualquiera, pero lo importante es saber si lo que dice o hace está basado en ley, sino caeremos en que la rebeldía es premiada y aplaudida aunque no se tenga la razón, como se aplauden los bloqueos aunque se viole la Constitución y que por eso se han vuelto tan populares.

Comentarios