SOBORNOS, CORRUPCIÓN, PAGO DE FAVORES Y DE MÁS MARCARON HISTORIAL

Herrera habló, contó mucho y pintó un sistema colapsado y corrupto. Aquí le resumimos 147 folios

Aneliese Mercedes Herrera Monterroso, la exasistente de Alejandro Sinibaldi, exministro de Comunicaciones, es de una las colaboradoras eficaces cuyo testimonio fue tomando en cuenta para el caso Construcción y Corrupción, Fase II.

En su relato, Herrera Monterroso deja al descubierto la forma de operar de Sinibaldi para la obtención de sobornos, compras de apartamentos, cajas fuertes, antigüedades, entre otros, cómo escondió el dinero que obtenía, la debacle del candidato presidencial tras el destape de La Línea, sus conexiones e intentos por influir en los procesos electorales, entre otros elementos que deberán ser considerados por el juzgado encargado del caso y que demostrarían la forma de operar de la vieja política para el beneficio personal de alguien en nuestro sistema.

Por Redacción La Hora
lahora@lahora.com.gt

La Hora ha tenido acceso al audio de la declaración y a los 147 folios que componen su testimonio, ante la importancia que tiene este caso y lo que se dice en ellos, expone a continuación algunos de los temas y revelaciones que hace Herrera Monterroso.

ASÍ SE VINCULÓ ANALIESE HERRERA CON ALEJANDRO SINIBALDI

Aneliese Mercedes Herrera Monterroso, quien fungió como exasistente de Alejandro Sinibaldi, exministro de Comunicaciones del Partido Patriota (PP), rindió su declaración el 2 de febrero de este año, donde destacó varios aspectos privados del otrora funcionario, con quien se vinculó por medio de otra persona que conoció en Migración.

De acuerdo con Herrera, llegó a laborar con Sinibaldi por medio de Óscar Córdova, una persona que conoció en la Dirección General de Migración y quien le dijo que cuando se quedara sin trabajo se comunicara con él. Así fue, la exasistente de Sinibaldi se comunicó con Córdova en el año 2005, tras salir de la referida Dirección.

Posteriormente, Aneliese fue a laborar con Sinibaldi, porque él no tenía asistente. Córdova le indicó que sería por un tiempo, en calidad de “préstamo”. Poco a poco se fue involucrando en otras funciones.

“Me presenté a la oficina de Sinibaldi, él estaba en Euro Plaza, en el séptimo nivel de la torre l, en ese momento solo estaba él, y estaba el señor Christian Michael Ros Acevedo, eran las únicas dos personas que trabajaban ahí, y desde ese momento empecé a trabajar con el señor Sinibaldi, desde el primer día que yo llegué. Él se mostró muy dominante, y no me dio una explicación realmente de cuál era mi trabajo, sino solo llegué, me presenté, y me dijo bueno siéntese ahí en su escritorio, y él me empezó a dictar unas cartas, al principio mi trabajo era simplemente hacerle llamadas, coordinarle algunas reuniones ya que estaban empezando a trabajar la empresa de Imágenes Urbanas”, destacó.

Herrera recordó que Imágenes Urbanas se constituyó en el año 2005, que fue el mismo año que empecé a trabajar con Sinibaldi.

“Ellos empezaron con la empresa de publicidad de los muppies en la zona viva, muppies que los compraba la empresa dueña de ellos, valga la aclaración que era Astel Guatemala. Astel Guatemala fue la que adquirió los muppies, pero la comercializadora o quien iba a vender la publicidad y los espacios publicitarios era imágenes Urbanas; entonces entre el señor Sinibaldi y Christian Ros, se reunían con posibles compradores de publicidad, y les explicaban el proyecto”, refirió.

La declaración de esta mujer señala que, a finales del 2005, fue cuando se le pidió que participara como presidenta de una offshore constituida en Panamá, que es Summerhill Holdings lnc.

“En ese momento no me dieron explicación del porqué es que se iba a crear esta empresa, ni cuál era el motivo, sino que solamente me dijeron: mire esta offshore es nuestra y necesito cambiar a los directivos, tengo que poner a personas de mi confianza, usted va ser la presidenta, y los contadores van hacer los secretarios y tesoreros, esa orden yo la recibo por parte del Licenciado –Juan Arturo- Jegerlehner, quien me lleva los documentos que había que para hacer el cambio y nombrarme a mí como Presidenta”, refirió.

De acuerdo con esta persona, hasta ese momento no tenía conocimiento de que existiera algún mandato de la offshore, sino simplemente se cambiaron los directivos.

“En el 2006 el Licenciado Jegerlehner me indica que hay que firmar el mandato de la offshore y que como yo era la presidenta, debía de ser yo también la mandataria y firmo los documentos que él me indica, hacen un mandato a mi nombre, sin embargo, el mandatario anterior era el Licenciado Jegerlehner, quien fue quien adquirió la offshore”, indicó.

Herrera agregó: “Durante ese momento no había mayor trabajo, ni otras empresas, solamente eran, que yo tuviera conocimiento, Imágenes Urbanas, Astel Guatemala, y está offshore que no estaba teniendo ningún movimiento. Sin embargo, en el transcurso entre 2005 hasta el periodo que él es diputado –Alejandro Sinibaldi- del Congreso de la República en el 2008, se crean varias empresas, porque él extiende el negocio de la publicidad exterior ya no solo los muppies, sino vallas perimetrales y vallas unipolares”.

EN LA CAMPAÑA POR LA ALCALDÍA

La declaración de Aneliese refiere que, durante la campaña por la alcaldía de Sinibaldi, era la encargada de la impresión de lonas y viniles, tanto de Grupo lmágenes Urbanas como de Alejandro Sinibaldi y Partido Patriota. También creó el programa de Hablando con Sinibaldi y al mismo tiempo empieza a crear cuentas en Twitter y Facebook.

“Toda la publicidad que él tenía puesta, la imprimíamos nosotros en lmpresos Urbanos, entonces, si realmente yo pasaba mucho tiempo metida en la oficina de lmpresos, porque había que comprar material, había que pedir tintas, había que darle mantenimiento a la maquinaria, había que trabajar con todo el personal operativo de lmpresos Urbanos y en ese momento éramos 5 personas”, destacó.

La exasistente dice que el Programa Hablando con Sinibaldi se hizo con el apoyo de Erick Archila, quien tenía los camarógrafos, la encargada de edición y toda la producción para hacer el programa, que era la misma producción de Canal Antigua.

“Ellos eran los que se encargaban de manejar todos los sets, ellos hacían todo el programa, grabaciones y todo, y lo que hacía yo por ejemplo en mi caso, que también para ese entonces había otra persona trabajando con nosotros que era Lucía Rivera, que ella se encargaba de todo lo que era, la coordinación, no sé cómo se puede decir, como buscar las locaciones, buscar que permisos para poder grabar y todo, entonces lo manejábamos con ella, al igual que en la campaña del 2007, entonces los anuncios y los programas se grababan con la producción de Canal Antigua, la campaña de la Alcaldía”.

EN LA SEGUNDA VUELTA

En la segunda vuelta por la Presidencia de Otto Pérez Molina en 2011, Anaelise se reunió en la casa de la zona 10 con el candidato y su equipo. Un poco antes de esa campaña, en el año 2010 había conocido a Juan Carlos Monzón.

“Un poco antes de esta campaña que tampoco lo había mencionado fue que conocí también a Juan Carlos Monzón, fue hasta en esa campaña del 2010. No lo había comentado anteriormente, porque realmente la relación con él nunca fue de trabajo en equipo, si no era más que todo porque él era el que trabajaba con Roxana Baldetti, y a la hora de que había algunas actividades en el Parque de la industria, o en cualquier actividad grande o donde tenía que llegar Alejandro Sinibaldi”, explicó.

De acuerdo con Anaeliese, su relación con Monzón era para pedirle gafetes, marbetes de ingreso, todo lo que fuera relacionado a Alejandro Sinibaldi dentro de la actividad del Partido Patriota, “la oficina que yo conocí de Monzón era una que estaba sobre Boulevard Los Próceres, donde tenían una casa de campaña del Partido Patriota, ahí fue donde yo lo conocí, y no tuve mayor interacción con él tampoco”.

Según indica, a pesar de que él le mandó en un par de ocasiones mensajes como: “Mire mi Ane, vamos a tomarnos un cafecito, básicamente pues andaba haciendo su lobby para ver si yo caía, pero pues no era tampoco mi tipo, entonces más allá de esa conversación, no era una relación de amistad, ni nada, sino cuando yo lo veía era por cuestiones del partido hasta en ese momento, ya posteriormente cuando ellos asumen el gobierno, lo veo nada más en actividades así muy de partido pero no tanto, hay un caso que de hecho pues ya me habían preguntado anteriormente cuando el llego por el tema de la Coperacha si no estoy mal, pero eso si ya es un poquito más adelante, entonces no quisiera hablar de ese tema, porque es otro año”.

Agrega: Hay unos de los documentos que hice entrega donde se pueden ver las empresas que se crearon, los nombres completos, las personas que figuran en las mismas, y algunos otros documentos y dispositivos de interés que estaban en mi poder”.

LOS PERFILES BLANCOS Y NEGROS DE SINIBALDI

Para la campaña del 2011, cuando Sinibaldi participó como candidato a alcalde por la Municipalidad de Guatemala, se auxilió de perfiles “blancos” y “negros” en sus redes sociales. Según Herrera Monterroso, los primeros se dedicaban elogiar al candidato y los segundos a defenestrar a sus contrincantes.

“Para la campaña de diputado, perdón de alcalde (en 2011) habrán sido unos 300, 400, más o menos… Pero también había un call center que lo dirigía el señor Óscar Córdova, estaba ubicado en la zona 13, entonces era complementario a lo que yo tenía… Yo tenía tal vez unas 200, 250 (cuentas). Sin embargo, para el próximo periodo electoral, sí teníamos alrededor de 600 perfiles, entre blancos y negros… Los perfiles blancos eran los que se dedicaban a hablar bien de Alejandro Sinibaldi y de sus obras y de sus proyectos; los perfiles negros eran los que se dedicaban, como decía él (Sinibaldi), a darle palo a tanto a Baldizón, a Sandra torres, a cualquier persona que estuviera dentro de la contienda electoral”, declaró Herrera Monterroso.

SINIBALDI MANTIENE BUENA RELACIÓN ALGUNOS LOS MEDIOS

En el escenario político, Sinibaldi mantuvo un control del contenido que publicaban algunos medios de comunicación gracias a dádivas, ya sea en efectivo o de otro tipo, que entregaba a algunos periodistas.

Entre estos se encuentra el director de Radio Sonora, Arnulfo Agustín Guzmán. Cuenta Herrera Monterroso que Sinibaldi contrató al hijo de Agustín Guzmán en dependencias del Ministerio de Comunicaciones, aunque nunca vio que éste se presentara a trabajar.

“El hijo se llama igual que él, Arnulfo, sino estoy mal… Apellido Agustín. Y si no estoy mal estaba en (la Dirección General de) Caminos o en el Insivumeh, pero desconozco. En este momento no lo tengo presente…”

Al ser consultada sobre si recordaba cuánto era el salario aproximado del hijo de Agustín Guzmán y si efectivamente éste se presentaba a laborar en las instituciones, Herrera Monterroso respondió: “Eh, no (no recuerda el salario), pero esas plazas oscilaban entre Q10 mil y 15 mil quetzales. Por lo que yo tenía entendido, era una plaza para ayudar a Arnulfo y a su hijo, sin embargo, nunca lo vi tampoco ni creo que se presentara (a laborar) … porque era básicamente para apoyarlo y para poder él tener un poco de control en los medios”.

El otro medio de comunicación salpicado en la declaración de la colaboradora eficaz fue Vea Canal. Según Herrera, Sinibaldi, quien tenía una amistad con ella, le pagaba Q50 mil mensuales en efectivo, los cuales provenían de coimas que se les cobraban a empresarios de la construcción.

De esa cuenta, más o menos en el 2010 en adelante el mantenía un poco de control en lo que eran los medios por lo mismo. Con el señor Zamora de elPeriódico también mantenía una amistad, de vez en cuando él llegaba a la oficina, hablaban o él le mandaba información a él para que fuera publicada en elPeriódico y más que todo se manejaba siempre con los medios de esa manera señaló Herrera. Pagaba para que todas las noticias fueran a favor de él.

CON EDWIN ESCOBAR, NO HUBO CANJE DE PUBLICIDAD PERO SÍ POR OBRA EN SU PROPIEDAD

En su declaración, la colaboradora eficaz, afirmó que con Edwin Escobar no hubo un canje de publicidad, sin embargo, tuvo conocimiento que un “movimiento de tierras”, mismo que sirvió para la construcción de la casa de Sinibaldi en Muxbal y lo describe como un canje por obra en su propiedad

“Él –Edwin Escobar- no recibe publicidad, de hecho se había platicado la posibilidad de que iba recibir publicidad sin embargo es muy poco lo que se da, y no se cumple con todo el contrato de canje, y en el ínterin entre el movimiento de tierras, y un contrato de canje que existía, se hacen unas facturaciones a empresas de Edwin Escobar”, declaró.

Herrera recordó algunas facturaciones elaboradas en Inversiones ASA, a solicitud de Sinibaldi sin embargo las regresó porque el “cruce” en dicha facturación.

Asimismo, aseguró desconocer si de alguna de las empresas de Sinibaldi se realizó alguna facturación con Escobar.

“De hecho no sé exactamente cuáles eran las empresas de Edwin Escobar, porque solo se decía que lo estaba trabajando con Edwin Escobar, no especificaba él una empresa tal cual sino solamente el nombre del señor Escobar”, aseguró.

MINISTRO DE COMUNICACIONES

En el 2012, Sinibaldi fue nombrado Ministro de Comunicaciones, en ese periodo toman posesión las mismas personas que estuvieron con el apoyándolo, según Herrera.

Entre ellos, Rubén Mejía toma posesión como viceministro en el área de Finanzas, Guillermo Sosa, Transportes, Miguel Cabrera, Infraestructura, Óscar Córdova, encargado de Fondos Sociales. Se suma a este equipo Luis Adrián Ruiz quien era amigo de Cordova, como viceministro encargado de Telecomunicaciones y en área de Vivienda llega Víctor Corado, “no por la amistad con Sinibaldi sino por la amistad con Rodrigo Sinibaldi, su hermano”, refiere.

Herrera señaló que Sinibaldi le pidió a ella en ese periodo que lo asistiera en el MICIVI, en ese tiempo se reunía con varias personas, constructores que lo buscaban tanto en el ministerio como en sus oficinas privadas de la zona 10.

Él quería hacer una carrera política para posteriormente lanzarse a la presidencia y su intención era hacer un buen trabajo en el MICIVI para esa cuenta formando una imagen, dijo.

En este periodo como ministro Sinibaldi le hace entrega a Baldetti de un helicóptero, propiedad de la entidad Horald Holdings e instruye a su jefe de seguridad, Daniel Aizenstad a que se pusiera en contacto con Daniela Beltranena para hacerle entrega de este.

ADQUIERE PROPIEDADES

De 2012 a 2014, es cuando Sinibaldi adquiere la gran mayoría de sus propiedades. Cuando él era diputado del Congreso compró vehículos, motos, pero propiedades como tales solo tenía su casa de Muxbal. “El primer apartamento que me hace entrega de las llaves es el apartamento de Las Pilas, donde posteriormente estuvo viviendo su hermano Juan Pablo. Se lo entregaron junto con un terreno. Y yo tenía entendido que esa negociación fue entre Gustavo Alejos y Sinibaldi”, recordó.

“Sin embargo, Alejos llegaba siempre con Josué Méndez, el gordito y fue el quien me entregó las llaves de ese departamento”, señaló Herrera. “Me dijo que me entregaron para que fuera a ver el apartamento. Porque él, de todas las propiedades, a la única que iba era al apartamento Margarita”.

“Recibo el apartamento, sin embargo, el no hace nada, lo mantiene vacío, lo utiliza después de bodega. Después se lo da a Juan Pablo. Después adquiere el apartamento 5b de Margaritas, a nombre de Clarion, ese apartamento sí lo amuebla, lo manda a decorar. Toda la decoración la paga en efectivo”, recordó.

“Este sí lo usaba porque en algunas ocasiones tenía reuniones privadas ahí. Mi trabajo era ir al menos una vez en la semana”

“Después del Apartamento del 5c, el 5b es en la otra torre, a nombre de Vimar y de Agropecuaria Napoles, tampoco lo amuebla. Después tiene dos departamentos de Audi, uno a nombre de ANM Outsorcing y otro de Agropecuaria Napolis. Otro apartamento en Murakami, quien iba a hacer la compra era Corporación Urbana, pero luego se cambia y la adquiere una offshore”, relató.

“Después de ese apartamento también tiene las fincas en Petén, en Izabal. La última propiedad que compra es La Manzanita en Izabal. Entre los documentos hay un detalle con unas caratulas donde están identificados todos esos bienes con la descripción de cuanto costaron realmente”, agregó en su testimonio.

La mayoría de estas propiedades tienen un costo en escritura pública sin embargo la diferencia se pagó en efectivo, señaló.

En 2014, cuando renuncia al MICIVI es Víctor Corado quien se queda a cargo, pero seguía reportándole a Sinibaldi. A pesar de que ya no fungía como ministro seguía dando directrices de trabajo pues no solamente se había quedado Corado sino Rubén Mejía y Miguel Cabrera. El renuncio al CIV, pero inicio su campaña presidencial, recordó en su testimonio Herrera.

OTROS DETALLES DE SUS INMUEBLES Y OPERACIONES

En primer lugar, al hacer referencia a las propiedades de Sinibaldi y modus operandi, menciona una oficina que se construyó en la bodega Benelli, ubicada en la zona 5, la cual era utilizada por los contadores a cargo de las operaciones de Sinibaldi, en ella se encontraban camiones y maquinaria, así como obras de arte y artículos que el exministro no tenía dónde resguardar, según Herrera.

En ese inmueble, se edificó un cuarto seguro con puerta blindada en el cual se colocó en algún momento la papelería que podía ser susceptible durante un allanamiento.

“Está en el segundo nivel en una oficina al fondo, en esa oficina del fondo que es una puerta corrediza del lado derecho entrando esta una puerta blindada, que en todo este proceso cuando fue todo el problema de las capturas y de los problemas, en ese cuarto blindado eran donde estaban guardada toda la documentación legal, y también en una oportunidad hubo efectivo ahí guardado”, recordó.

Luego en la misma parte, la colaboradora empieza a relatar la importancia que tenía el “reporte” que Sinibaldi pedía de cada una de las constructoras de las cuales él se encargaba. El documento contenía los pagos que les habían hecho a los empresarios las diferentes instancias adscritas al Ministerio de Comunicaciones, estos “estados de cuenta” le servían al funcionario para acordar los sobornos que debían realizar los empresarios.

Ese procedimiento era utilizado en momentos donde los constructores habían recibido ya la facturación de las empresas que había creado Sinibaldi para disfrazar los sobornos, así como pagos del Ministerio de Comunicaciones y aun así no se había emitido los cheques para el efecto.

SUS PRIMEROS PASOS COMO MINISTRO

Herrera dedica una parte de su declaración a mencionar algunos elementos de los inicios de Alejandro Sinibaldi como Ministro de Comunicaciones, el momento en el que le pide asistirlo y sus funciones durante los primeros meses del gobierno Patriota.

“Pasado el tiempo no mucho tiempo que él había sido ministro empieza a pedirme que había que hacer unas facturas que era lo que estaba hablando anteriormente como la otra parte del trabajo en el ministerio, por un lado estaba la parte del trabajo todo lo que se hacía en el ministerio, pero por la otra parte estaba las comisiones y todo lo que se hacía en el mismo, como se manejaban los pagos de las nóminas, como se decidía a quien se le iba a dar o a quien no se le iba a dar pago”, explicó.

Además, recuerda que se constituyen tres empresas para emitir las facturas que disfrazarán las comisiones y se especifican los porcentajes relacionados a los sobornos que deben darle al funcionario.

“Con el tiempo a los primeros meses el señor Sinibaldi solamente tenía constituida la constructora Benelli porque es en el mismo 2012 donde se crea Agua Azul y Florido que son las 3 empresas que al final terminan haciendo toda la facturación de las comisiones que iban entre el 5 y 10 por ciento de los montos que se pagaban”, contó.

Para ese año, Herrera hace énfasis en que Sinibaldi no tenía las empresas que utilizó luego para facturar las comisiones que percibía y que se encontraba construyendo “La Casa de los Sueños” en el Puerto de San José, Escuintla. Durante una etapa percibió las comisiones mediante compañías que manejaba el viceministro, Víctor Corado.

LAS PROPIEDADES Y CAJAS FUERTES

Después aborda la compra de inmuebles, en primera instancia relata que le serían entregadas las llaves de un apartamento en Las Pilas y que debía encargarse del mantenimiento de un terreno en Premier Campestre. Según el testimonio, Sinibaldi conocía los apartamentos que poseía por nombres, pero nunca iba a esos lugares, únicamente al “Margaritas al 5C”, el único que fue amueblado por completo; todos los pagos para esa acción se hicieron en efectivo, dijo la testigo.

“Me entregaron las llaves y me ordeno el Señor Sinibaldi que comprara una caja fuerte para el cuarto que era el estudio, ya con el tiempo se compraron otras cajas, pero también se pagaron en efectivo. De ahí todos los demás apartamentos no tenían mobiliario a excepción de cajas fuertes o en el caso del apartamento de las pilas si había muchos muebles que eran de él”, recordó Herrera en su testimonio.

“La función de las cajas fuertes obviamente era guardar el efectivo que llegaba por qué no todo lo guardaba en su oficina de la zona 10 que era donde el mantenía la mayor parte de cosas y corno había mencionado al principio estaba la caja fuerte que estaba en la oficina de él, donde está el bar, esa fue la primera caja fuerte que existió”, explicó.

Había otra caja fuerte de importancia para Sinibaldi, a la cual tenía acceso la testigo, porque en ella se guardaban papelería relacionada a las empresas vinculadas con él, inmuebles entre otros.

En cuanto al dinero de las cajas fuertes, este era controlado por Sinibaldi y provenía de lo que había recolectado Sosa, así como lo que le había llegado directamente al entonces ministro de Comunicaciones, recordó.

GABRIEL GUERRA Y EL PAGO DE UN AVIÓN

Luego recuerda que el procedimiento para la recepción de comisiones, a pesar de contar ya Sinibaldi con sus empresas para simular la emisión de facturas no varió, únicamente para un deudor años después.

“Desde mediados del 2012 más o menos que se crearon varias empresas, y las constructoras, las instrucciones fueron siempre las mismas, el daba los datos a donde facturar, se reunía con los constructores en su oficina ya ellos hablaban, cuando ellos terminaban de hablar me llamaba el a su oficina y me decía mire este es el dato de lo que hay que facturar ya usted se pone de acuerdo con el constructor que fuera para entregarle las facturas y que me entregaran ellos los cheques o se los entregaban a él, él me entregaba los montos, los constructores nos indicaban en cuantas facturas querían que se les hicieran”, explicó.

En caso de que los pagos fueran en efectivo, enviaban maletines directamente para Sinibaldi, su asistente únicamente se los resguardaba para dárselos cuando arribara a su oficina.

En 2014, la asistente de Sinibaldi debe empezar a facturar para Gabriel Guerra, pero mediante Jaime Aparicio. En ese momento, hace referencia a que desconocía como se hacían los pagos pero que poseía un avión que compartía con Jaime Aparicio, Erick y Rolando Archila; “entonces parte del dinero en lugar de dárselo a él, yo tenía entendido que Aparicio lo usaba para pagar los gastos del avión que le correspondían a Sinibaldi”, añadió.

“Porque cada quien tenía que pagar mantenimientos, planilla del piloto y copiloto, entonces ellos se reunían y todos los gastos se dividían de acuerdo a los porcentajes que tenía cada uno, entonces todo ya no lo pagaba Alejandro Sinibaldi directamente, sino que lo pagaba Jaime Aparicio a los Archila”, agregó.

Luego menciona que conforme fue avanzando en el puesto, Sinibaldi adquirió fincas, apartamentos, vehículos, antigüedades, obras de arte, helicópteros, entre otros.

SE DESHACE DE ALGUNAS PROPIEDADES

Herrera recordó que Sinibaldi, antes de ser ministro vendió, imágenes urbanas, pero durante la época que fue ministro de Comunicaciones (entre el 2012 y 2014), vendió la otra empresa de publicidad que tenía, llamada Media Airport System, que vio la señalización en el Aeropuerto la Aurora y también tenía espacios publicitarios que daba en arrendamiento, pero solo dentro del Aeropuerto.

Con esa última empresa, Sinibaldi vendió todas las pantallas que estaban en todo el Aeropuerto, además de las señalizaciones y la publicidad. Con las pantallas, Sinibaldi hizo una negociación con LG para las pantallas.

“Sinibaldi vende su parte a Antonio Mourra y Christian Ros continua siempre de socio, pero ya no con Sinibaldi sino con Mourra, esta venta al igual que la de imágenes quien estaba encargado era Juan Arturo Jegerlehner, ya él se queda encargado de dar seguimiento a los pagos de Mourra a Sinibaldi”, mencionó.

RENUNCIA AL PP Y RETIRA Q100 MILLONES EN SUS APARTAMENTOS

“Para el 2015, Sinibaldi renuncia al PP y a la semana sale el caso La Línea. Tuvo muchas críticas, porque todo el mundo pensaba que él había renunciado porque ya sabía que ese caso iba a salir a la luz. Sin embargo, desconozco si era cierto que sabía o no. Cuando salió el caso, ya la atención para él fue un poco más grande”, dijo Herrera sobre el final del ministro al frente del CIV.

Además, deja de hacer muchas giras, y su ritmo de vida cambió. Incluso el trabajo, fue distinto, señaló la testigo.

También menciona que, en el 2015, cuando se hizo un allanamiento en un apartamento de Roxana Baldetti, Alejandro Sinibaldi fue informado de esta acción por Billy Balz, quien era un conocido de Sinibaldi. De esta forma, Sinibaldi supo que allanarían su apartamento muy pronto.

“Él sabía que en los dos apartamentos había dinero en efectivo, nos llamó a su oficina y nos dice: miren hoy le cayeron al apartamento de Roxana lo más seguro es que le van a caer al apartamento en los próximos días entonces necesito que me vayan a traer todo lo que está ahí, pero me dijo, llévense su carro y ahí lo meten todo y se vienen de regreso a la zona 10”, dijo.

“Nos dijo que lo metiéramos en el cuarto que esta hasta el fondo, donde después hizo un cuarto y puso una cama, y el mismo día que fueron a hacer ese allanamiento, en la noche nos manda con Juan Pablo Sinibaldi, Pedro Valenzuela y mi persona porque yo era quien tenía las llaves y el acceso, nos manda a sacar todo el dinero que había pero solo en el 5C porque era el más conocido y él pensó que sería más probable que cayera pues el 5B como no estaba ni amueblado nadie lo conocía, en cambio el otro si en oportunidades él iba con más gente ahí”, destacó.

El dinero que se sacó de dicho apartamento fue llevado a la oficina de Sinibaldi en la zona 10. De ese apartamento se sacaron 39 millones de quetzales en efectivo, dinero el cual Sinibaldi repartió entre varias personas. Le da 10 millones a Carlos Presa, en una camioneta blindada deja 4 millones en una maleta, en una caja fuerte deja 3 millones, a su hermano Rodrigo 2 millones, a su hermano 2 millones, le entrega 4 millones a Rodrigo Valenzuela y en otro vehículo deja 7 millones, resaltó

Herrera dijo que se le pidió que apuntara a quien le había dado ese dinero y cuánto. Posteriormente, en su testimonio menciona que se reunió con los hermanos de Sinibaldi y Pedro Valenzuela, a quienes les entregó las llaves de los apartamentos, oficinas, cajas fuertes… todas las llaves que tenía.

Conforme la Fiscalía continuó realizando allanamientos, Sinibaldi ordenó que se tenía que sacar el dinero que estaba en el resto de apartamentos. “Tienen que ir a sacar todo el dinero, y yo (Aneliese) iba porque las llaves de los apartamentos y las llaves de las cajas fuertes yo las tenía, al igual que las claves de las cajas fuertes”, señala.

En total, la suma del dinero que habían sacado de distintos apartamentos eran más de Q100 millones y más de dos millones de dólares, según cuenta Herrera Monterroso: “Al final de todo la suma del dinero que había era más de 100 millones de quetzales y más de dos millones de dólares, todo en efectivo, dinero que yo nunca volví a ver, pero conozco esas cantidades por el detalle que también entregué a ustedes (…)”.

“Me dijo que me fuera de vacaciones porque en algún momento iban a buscar a Juan Pablo, y también me iban a buscar a mí, según me dijo, Juan Arturo Jegerlehner había hablado con Billy Balz, dueño del Edificio Margaritas, para que no entregara o para que borrara los videos de esa noche y así no hubiese ningún registro de lo que se había sacado el día que habíamos ido nosotros”. Sin embargo, después descubrió Jegerlehner que nunca se destruyó esa evidencia.

CASA DE CAMPAÑA

Herrera explicó que después de que Alejandro Sinibaldi renunció como Ministro de Comunicaciones, compró una casa en la zona 8, la cual serviría como casa de campaña del Partido Patriota (PP). Dicha compra también fue maneja Juan Arturo Jegerlehner.

En la declaración se afirma que Sinibaldi recibió al menos ocho pick up Hilux, que los tenía para uso de la campaña principalmente, de los cuales dos estaban a nombre de Willy Samayoa, dos a nombre de Jaime Aparicio y otros dos a nombre de Mauricio López. A la vez, dijo no recordar a nombre de quien estaban los otros dos.

Herrera afirma que, pese al apoyo del exbinomio presidencial, Sinibaldi quería formar un nuevo partido político, el cual resultó ser el Movimiento Reformador. Alejandro Sinibaldi y Rubén Mejía directamente con Jorge Briz.

“La forma en que le pagan y que era lo que yo tenía conocimiento era en efectivo y a través de unos pagares que tenía Jorge Briz estos pagares conforme se le hacían los pagos que le llevaba Rubén Mejía, Briz le daba esos pagares de regreso a Rubén y ya Rubén Mejía me los entregaba a mi o al Señor Sinibaldi para que los guardáramos, el señor Sinibaldi me decía mire hay que darle tal cantidad a Rubén y Rubén le tiene que entregar unos documentos, que eran los pagarés que tenía Jorge Briz”, mencionó.

“Yo ya le preparaba el dinero que me decía algunas veces el me lo entregaba el dinero que él tenía en sus cajas fuertes y otras veces era del dinero que estaba en la caja fuerte que estaba en mi oficina, y si era de ese dinero yo lo apuntaba en el detalle de pagos, que comente, hice entrega a ustedes y solo ponía Rubén, pero el dinero él se lo entregaba directamente a Rubén y ya Rubén iba con Jorge Briz, desconozco el lugar donde se reunían y todo pero ya a los días regresaba Rubén Mejía y me decía hay que guardar este documento que eran esos pagarés por eso es que yo sé que la forma de compra se hizo en efectivo a través de unos pagares, que eran entre Alejandro Sinibaldi y Jorge Briz por la compra del MR”, agregó.

SINIBALDI EVITA LOS JUEVES DE CICIG

Herrera tuvo que salir de vacaciones tras un fallido intento para sacar un dinero, e indicó que a su regreso las cosas no funcionaban de la misma manera, pues Sinibaldi no estaba presente en la oficina todos los días y el miércoles salía de viaje evitando estar en el país. “Estaban muy de moda los jueves de ClClG y como casi todas las capturas se hacían los jueves, él (Sinibaldi) estaba siempre de viaje y procuraba no estar en la oficina”.

“Cuando yo regreso vuelvo yo a ver toda la documentación legal que en algún momento se había retirado de mi oficina, pero toda esa información me la llevan de manera temporal y por partes porque no me llevaban toda, yo tenía que pedirla y ordenarla”.

La exasistente resaltó que durante el tiempo que ella estuvo en Estados Unidos, Sinibaldi sí estuvo en Guatemala y aunque ya no era candidato ni por el Movimiento Reformador (MR) ni por el Partido Patriota, siguió manejando poder y contactos.

Herrera dijo que, a finales del año 2015, Sinibaldi le solicitó que rentara una casa con “El clarito” o “La Joyita”, empresas propiedad de Sinibaldi. Sin embargo, ya no se alquiló porque Pedro Valenzuela ya había ubicado una vivienda que estaba justo atrás de la casa de Sinibaldi y si era necesario, él podía pasar hacia esa vivienda con una escalera.

ACUERDOS CON DIPUTADOS

Herrera expresó que la gente que estuvo al frente del MR había logrado que tuviese sus actas y asambleas al cien, para así poder tener candidatos a diputados y muchos de ellos no precisamente por ser los mejores sino porque tenían que llenar espacios para presentarlos al TSE. “Los diputados importantes eran los que estaban en el Patriota y al ser electos iban a pasarse al MR”.

La colaboradora dijo que Sinibaldi dio todo el apoyo a los diputados que le interesaban se pasaran al MR después de tomar posesión.

“Muchos de los que integraban el equipo de Sinibaldi con el MR, estaban con Neto Bran, pues él era candidato a alcalde de Mixco. También sabía que el Señor Sinibaldi había puesto a disposición de Jimmy Morales el helicóptero ANM, pero creo el acercamiento lo hacía a través de Rubén; según mi percepción, aunque no participaba, Sinibaldi tenía frentes por todos lados”.

Herrera declaró que el operador político de Sinibaldi habría sido Guillermo Sosa, desde la campaña a la alcaldía hasta mayo del 2015, fecha en la que ella salió de viaje. Agregó que desconoce hasta que fecha Sosa trabajó con Sinibaldi, pues cuando regresó de viaje, Sosa ya no frecuentó al exministro de Comunicaciones.

“En esa época su operador político era Luis José Fernández Chenal en ese momento si no estoy mal, era diputado todavía del Congreso y entonces era quien se encargaba de hacer los contactos con los diputados”.

La colaboradora señaló que cuando volvió a la oficina, le solicitaron redactar un documento, identificado como “canastas”; que incluye un listado de dinero que se le estaba pagando a varios diputados; en su mayoría del Partido Patriota y también de otras bancadas que al ser electos conformarían la bancada del MR.

Herrera señaló que Chenal le dio los nombres de los diputados, los montos que se habían ofrecido, cuánto se les había dado hasta septiembre y cuanto tenían pendiente. “Más adelante se iban agregando diputados, entonces el listado original poco a poco iba creciendo, también pasaba que algunos diputados al final ya no iban a seguir o Sinibaldi decidía que ya no les iba a dar nada”. La exasistente explicó que el mismo cuadro tenía una columna donde decía cobrar, que indicaba lo que debían devolver quienes ya no lo seguían.

De acuerdo con la declaración, todo el dinero que se les entregaba a los diputados en efectivo, una o dos veces al mes y no a todos en las mismas fechas, “Chenal llegaba con Sinibaldi y le decía: mira ya me están preguntando aquellos (los diputados) por su paguito, que cuándo se los damos”.

Herrera declaró por lo regular eran entre Q400 mil y Q600 mil cada vez que se le entregaba a Chenal para que lo repartiera a los diputados, a quienes se les daban en promedio Q25 mil mensuales en un sobre manila que ellos recogían o enviaban a recoger a la oficina.

Alejandro Sinibaldi o su hermano Álvaro, eran quienes manejaban el efectivo, que, para ese momento según Herrera, ya no era tanto, pues a raíz de los casos de corrupción y las capturas, procuraban no mantener cantidades fuertes de dinero en la oficina y era Álvaro quien trasladaba el efectivo desde un apartamento que se ubica dentro de la colonia Oakland en la zona 10.

LA VISITA DE ALDANA

La colaboradora indicó que Sinibaldi sostuvo reuniones entre noviembre y diciembre de 2015 con un hombre al que conocían solo como “el Gato Herrera”.

Herrera señaló que en una oportunidad Sinibaldi le pidió que arreglara un espacio de la oficina y que colocara una botella de vino y unas copas porque recibiría una visita, “yo no preguntaba quienes iban a llegar a menos que yo tuviera apuntado en su agenda. En ocasiones, hasta que no estaban allí y el guardián consultaba si podían entrar, era que yo me daba cuenta de quienes eran”.

La colaboradora dijo que, en esa oportunidad, fue la fiscal general, Thelma Aldana, quien se reunió con Sinibaldi. “Esa fue la primera vez que yo la vi en la oficina, no sé si anteriormente ya se habían hablado o no, pero ese día fue el día que yo la vi, no sé qué hablaron pues yo solo espere que llegara la comida y me retire”.

Herrera afirmó que Aldana visitó la oficina de Sinibaldi al menos dos o tres veces y que siempre llegaba acompañada del “Gato Herrera”. “Él decía, yo todo lo tengo controlado, no hay problema, todo está bien, a mí me pasan información así que no se “aweben”.

VÍNCULOS QUE LO HACÍAN UNA PERSONA CON PODER

La exasistente detalló que Sinibaldi se reunía con magistrados, sin especificar si eran de la CC o de la CSJ, pero las reuniones que hacía con ellos no las hacía en la oficina y generalmente rentaban una habitación en el hotel Vista Real, también explicó que el pago casi siempre fue en efectivo, excepto una vez que Herrera tuvo que pagar con su tarjeta de crédito y las facturas se solicitaban a nombre de Herrera, consumidor final o incluso del mismo Sinibaldi.

En 2015, posterior a que se destapara el Caso La Línea y Sinibaldi “iba tranquilizándose, sostuvo reuniones con “personas con muchos poder”, entre quienes figuran magistrados, señaló Herrera.

“Durante todo este tiempo conforme el Señor Sinibaldi iba tranquilizándose y como agarrando más confianza, creo yo, se iba reuniendo con más personas, situación que como he comentado anteriormente hacia que yo viera al Señor Sinibaldi aún más… Como una persona con mucho poder, pues iba a reuniones a la Embajada Americana y por los comentarios que él hacía, era que ahí todo estaba nítido, también se reunía con Magistrados que no se si son de la CC o de la Suprema pues no los conozco, desde antes, también se reunía mucho con un señor que le dicen “el Gato Herrera”, declaró.

Sus enlaces llegaban, incluso, a la Corte de Constitucionalidad (CC).

“Por ejemplo habían veces que él (Sinibaldi) me decía: necesito que me saque 50 mil quetzales o que me saque 75 mil quetzales y ese dinero, cuando yo le preguntaba: mire, ¿cómo se lo apunto? porque como era para éL, (le decía): en el control póngame nada más CC o póngame BOANERGES (en supuesta alusión al magistrado Bonerge Mejía).

CONTROLABA AL PARTIDO, SIN SER DIPUTADO NI CANDIDATO

En 2016, Sinibaldi le indicó a Herrera, pasadas las elecciones, que se iban a poner a trabajar “a agarrar otra vez el barco”.

Incluso antes de la toma de posesión, indicó que el exministro de Comunicaciones ya tenía cartas que los mismos diputados entregarían para decir que renunciaban al partido en el que estaban para trasladarse hacía el Movimiento Reformador.

“Es así como se crea la bancada del MR en el Congreso, misma bancada que era manejada por el señor Alejandro Sinibaldi a pesar de que él no era ni diputado ni candidato ni nada, pero quien tenía el control y quien daba las directrices de que se hacía y que no se hacía en ese partido”, aseveró.

Según el relato, el hoy prófugo realizaba reuniones con los congresistas en zona 10, en donde sostenían desayunos al menos una vez a la semana, algunos de manera grupal o individual.

En ese mismo año, recordó que supo que Sinibaldi viajaría al extranjero y al haberle cancelado una tarjeta de crédito Jegerlehner le apertura una cuenta con el nombre de Inter Continental Media Structures, aunque desconoce si al final recibió una tarjeta de crédito de esta.

“Creo que es importante mencionar que todas las offshore utilizadas por el señor Alejandro Sinibaldi quien las compraba era el licenciado Jegerlehner, el decidía con que bufete de abogados, si eran existentes, escoger los nombres y si eran nuevas decir como querían que se llamaran”, comentó.

VIAJÓ HACIA CHINA Y YA NO REGRESO

Herrera explicó a los fiscales que también Sinibaldi le dijo que se iría de viaje por una “Detox”, incluso le solicitó que averiguará de algunos lugares en donde pudiera hacer este procedimiento, viaje que realizó junto a su esposa hacia China.

“Antes de que me capturaran ya no regreso, para ese viaje que se fue de su desintoxicación lo que si me pidió fue que me quedara trabajando en la oficina y que él solo iba tomar unos días y que cuando regresara de viaje, ya le íbamos a entrar nuevamente al trabajo”, se lee en la declaración.

Herrera le tramitó una visa a Sinibaldi, puesto que necesitaba de la misma para poder viajar hacia la India, misma que tramitó en México y para lo que requirió un viaje de algunos días para hacerlo.

SENTÍA TEMOR POR EL PODER POLÍTICO DE SINIBALDI

En esa misma ocasión, le recomendó que debiera irse fuera del país, “por precaución” y, que consideraba no sería por mucho tiempo.

Sin embargo, estuvo en varias ocasiones en Boston, Nueva York, Estados Unidos, a donde le recomendaron que viajara Sinibaldi y Jegerlehner.

En varias oportunidades, indicó que retornó al país y ante los reclamos de Jegerlehner volvía cuando le pagaban parte de su sueldo, pero la incertidumbre de saber qué sucedería con su vida la hacía retornar.

“A usted no se le había dicho que se fuera, váyase de regreso, usted no tiene que estar aquí en Guatemala, váyase de regreso, pero urge, entonces yo le dije –Herrera-, mire esta bueno usted quiere que yo me regrese, pero con qué dinero quiere que me regrese”, señala parte de la declaración al MP.

En reiteradas oportunidades explicó que le pagaron algunas cantidades de dinero, como parte de su salario, pero de nuevo volvía junto a su familia con cierto temor a ser detenida y porque el dinero que le daban no era suficiente.

Con Jegerlehner, indicó que se reunió en reiteradas oportunidades, incluso le ofreció un trabajo y le ofrecieron que viajará junto a Sinibaldi, pero decidió no hacerlo.

Aunque retornó, parte de las razones por las que decidió no hablar al principio, fueron el temor al saber el poder que ostentaba Sinibaldi.

“El yo saber el poder que tenía el señor Alejandro Sinibaldi y el temor que yo sentía hacia lo que me podía hacer me obligaban a decir lo que me ordenaron”, afirmó. En reiteradas ocasiones, menciona que el miedo aun no desaparece, “si tenía miedo y miedo que aún conservo”.

SINIBALDI AUN LE PIDIÓ QUE TRABAJARÁ A SU LADO

Herrera, declaró ante el ente investigador que incluso cuando el exministro estaba fuera le solicitaron que revisara un comunicado, mismo que fue publicado en sus redes sociales y que al poco tiempo de publicar decidió borrar el mismo Sinibaldi por el impacto que causó.

“Me dijo que, porque no mejor me iba con él, que él estaba bien y que estaba empezando a ver unos negocios y que mejor me fuera con él para ayudarlo y le dije disculpe, pero yo no sé ni donde esta exactamente, ni quiero saber, si yo me voy con usted a que me voy”, relató a la Fiscalía.

También destacó, que en una de las últimas oportunidades en que se reunió con le dejo entrever que tenían conocimiento que ella le filtraba información a un medio de comunicación, dándole detalles de que era una mujer que sabía de la vida de Sinibaldi y ella siempre rechazo sus señalamientos.

SINIBALDI ESTABA ENTERADO QUE LA HABÍAN LLAMADO A DECLARAR

Durante su declaración Aneliese Herrera, mencionó su relación con el abogado Alex Ortiz quien al principio la representó en su defensa.

Herrera le comentó a Ortiz que no sabía qué hacer y que tampoco quería perder sus bienes, sin embargo, el abogado le mencionó que por ahí decían que era la testaferra de Sinibaldi, extremo que negó en su declaración, aunque reconoce que, por órdenes de Sinibaldi, era representante legal de unas sociedades, que tenía firmas registras en otras, pero que no era la testaferra.

Asimismo, mencionó que fue Ortiz quien le dijo en enero que llegará a CICIG, pero a ella no la habían llamado como anteriormente lo hicieron “yo no puedo averiguar más porque no me dan información porque quien quieren que llegue sos tú, entiendo tu temor por Sinibaldi y te recomendaría esperar y déjame que yo siga averiguando” fue lo que le dijo el abogado.

Agregó que fue citada para declarar en la FECI, cuando decidió escribirle a Sinibaldi por Telegram “le dije me citaron a declarar, sin embargo, él ya lo sabía y me dice si ya sé que la citaron y también están citando a todos, a la Mariajo su esposa, también la citaron, pero le voy a decir a William que le ponga abogado y que revisen su declaración”

Herrera señaló que el exministro antes de ir a declarar le dio la orden de reunirse con otro abogado identificado como William, “yo le voy a decir en dónde y a qué hora”. Finalmente la citaron en la oficina G02 del edificio Géminis.

“Llegué a la oficina en Géminis, un día antes de mi declaración, acompañada por el Licenciado Ortiz, pues yo le dije al Señor Sinibaldi que él me tenía que acompañar y cuando entré a la oficina estaba el Licenciado Jegerlehner, estaba el Licenciado William Méndez, había dos abogados que no recuerdo sus nombres, pero me dijeron que eran los que habían acompañado a René y a Guillermo a dar sus declaraciones” dijo.

De acuerdo con la declaración los abogados le empezaron a decir lo que había declarado René y Guillermo, “para mi declaración yo tenía que decir lo mismo pues eran órdenes del jefe, me volvieron a dar las indicaciones de qué tenía que decir y qué no tenía que decir”.

Asimismo, le dijeron que tenía que decir que las empresa y sociedades en las que ella aparecía como representante eran de Christian Ros, menos ANM Outsourcig, por el apartamento de margarita que estaba a nombre de Clarion “tenía que decir que esa empresa era de Arqco, que si me preguntaban por propiedades yo no tenía que decir nada, si me preguntaban por dinero que tampoco y si me preguntaban por Monzón, tenía que decir que él nunca llego a la oficina”

Agregó que le dijeron que tenía que decir que Summerhill era una offshore de ella y de su familia, “les dije miren disculpen pero eso sí no lo puedo hacer, yo no voy a decir que una offshore es mía porque realmente no es mía, al momento de que yo diga que la offshore es mía, me van a preguntar dónde la compré, cuánto me costó, cómo la pagué y si buscan en qué momento se compró SUMMERHILL; cuando se compró yo no ganaba ni lo que costó” les señaló la colaboradora.

En la declaración Herrera da a entender que fue amenazada de una forma sutil por parte de los abogados, “de una manera sutil me recordaron que tuviera cuidado con lo que decía por aquello de los sapos”.

“Para ser honesta yo sentía molestia al tener que tener contacto con él porque yo sabía que él tenía una orden de captura, entonces para mí era demasiado incómodo tener que hablarle, pues no conozco las consecuencias, pero seguro nada bueno” declaró Herrera.

“Después de la declaración en la FECI, subo a la casa de Sinibaldi y su esposa me pregunto que como me había ido, yo le conteste: bien, pero no le quise dar mayor detalle porque en ese momento yo no sabía si era o no bueno hablar pero también tenía miedo de que Sinibaldi hiciera algo, entonces le dije lo mismo que le conteste a él, que fue: me fue bien, me preguntaron de las empresas y dije lo que ustedes me ordenaron, no hable de nada más” manifestó.

REUNIÓN CON SINIBALDI

Asimismo, declaró que en marzo de 2017 María José, esposa de Sinibaldi le pidió que le ayudara en algunas cosas, pero para su sorpresa se trataba de una reunión en la que se encontraba Álvaro Sinibaldi, Rodrigo Sinibaldi, Pedro Valenzuela, Juan Ramón y Jegerlehner.

“Cuando los vi me sorprendí un poco pues no tenía contacto con ellos desde meses atrás, algunos dejaron sus carros parqueados en distintos lugares cercanos y Pedro Valenzuela se encargó de llevarlos a la casa, nos pusieron a todos en el estudio y de repente apareció María José con el lpad y estaba Alejandro Sinibaldi en videoconferencia, coordinó esta reunión y quería que todos estuvieran ahí, de hecho recuerdo que bromeo y dijo, ahorita está bueno para que caigan los del MP y la ClClG”

Recordó que durante dicha reunión Sinibaldi dio instrucciones “para ordenar lo que había que ordenar”, fue tratando los temas con cada uno para que les dieran seguimiento a algunos pendientes, “quería que todos estuvieran para que todos opinaran y también el pudiera hablarles bien, pues únicamente se comunicaba con ellos por BBM o Telegram, y así, poco a poco empezó a dar tareas a cada uno, empezó a decir que había que crear informes para volver reales las operaciones con los constructores, como ya se había hecho inicialmente con Álvaro Mayorga”.
“También, de esa reunión en su casa salió que yo tenía que revisar las cajas con toda la documentación legal, me dijo: necesitamos que revisen nuevamente todos los documentos legales y las carpetas de las propiedades que se hicieron desde el 2015” dijo.

Herrera señaló que fue en un viaje a El Salvador donde se realizó la revisión de dicha documentación en cajas plásticas que fueron llevadas por Álvaro Sinibaldi en el vehículo de Alejandro Sinibaldi a la habitación en donde se encontraba hospedad con María José esposa de Sinibaldi.

Además, en su declaración indicó que la razón por la que cambió a Ortiz como parte de su defensa, fue porque en la primera audiencia se dio cuenta que se encontraba negociando un expediente “ya estando yo en el Mariscal Zavala, me enteré que él era sobrino de Avidán Ortiz, (exdecano de Derecho de la USAC) que es de la USAC, y que la oficina la G02, a la que yo había ido y que él me dijo que desconocía, esa oficina he escuchado comentarios que es de su tío, misma oficina que como mencione anteriormente aparece en varias declaraciones testimoniales presentadas por la Fiscalía”.

Herrera reitero en su declaración que ha sido víctima de amenazas por parte de algunos abogados que la han visitado “no que entran directamente conmigo, pero pasan por la malla diciendo, tenga cuidado con su boca porque acuérdese que su familia está allá afuera, razón por la cual también a mí me costó mucho dar el paso hacia esta colaboración, dar los documentos que estoy entregando, porque son documentos que la orden que yo recibí fue destruirlos” dijo.

LOS SIETE HOMBRES DE CONFIANZA DE SINIBALDI

Aneliese Mercedes Herrera también, declaró cómo los hermanos, amigos y personas cercanas a Alejandro Sinibaldi, le ayudaron a esconder el dinero que recibió producto de las negociaciones con constructoras, así como en la administración de sus propiedades.

Además, detalló que uno de sus hombres de confianza fue el enlace entre el prófugo y el ministro de Energía y Minas, Luis Chang, para la entrega de dinero.

Luis Rodrigo Sinibaldi Aparicio, aparte de ser su hermano por lo que yo recuerdo, él era el encargado de ver parte del Ministerio de Comunicaciones, específicamente en el área de vivienda junto con Víctor Corado. También recuerdo que el señor Alejandro Sinibaldi le entregaba dinero en efectivo a Rodrigo Sinibaldi y este se lo entregaba a “el chino”, Luis Fernando Chang, creo que es el nombre correcto, para ingresarlo ya bancarizado a las cuentas de Arqco”, declaró Herrera.

Herrera narró cómo el hermano de Alejandro Sinibaldi se las arregló para guardar dinero en efectivo en una de las fincas del exfuncionario. “Cuando nos tocó mover el dinero en efectivo en el año 2015, Rodrigo tenía a cargo coordinar que el dinero dentro de la camioneta con placas P053DLJ, que estaba a nombre de Inversiones Asa, S.A. se llevara a su finca, no sé si fue a la finca el Cintular o la finca del Jocotillo, lo que sé es que fue trasladada a la finca de Rodrigo, donde se casó el señor Juan Pablo Sinibaldi”.

La exasistente de Sinibaldi explicó la función que tenía otro de los hermanos de Alejandro Sinibaldi, Álvaro Alfonso Sinibaldi Aparicio “era quien tenía comunicación con la gente de Cocisa y se encargado de hacerles los cobros y a través de él también se les entregaban las facturas, también miraba con Pedro Valenzuela, algunos eventos de licitación en caminos y hacían cobros de comisiones, pero desconozco si ese dinero se lo daban a Alejandro Sinibaldi”.

Otro de los operadores de exministro Alejandro Sinibaldi fue, “Juan Pablo Aparicio Sinibaldi, quien empezó a tener participación directa con el señor Alejandro Sinibaldi, al menos que yo me di cuenta, desde el año dos mil doce, aunque no recuerdo en qué momento exacto, pero su función era apoyarme en el manejo de redes sociales, también Alejandro Sinibaldi, le asigna a que junto conmigo lleváramos el control del dinero en efectivo que se tenía en los apartamentos. Cuando me tocaba ir a dejar dinero o a traer dinero requerido por señor Sinibaldi. En el año 2015 Juan Pablo también ayudó a mover el dinero en efectivo que estaba en los apartamentos”, relata la exasistente de Sinibaldi.

Pedro Valenzuela, otro de los fieles a Sinibaldi, era quien lo acompañaba en todos los viajes, incluso en aquellos que, hacia el exfuncionario, para huir de la justicia, pues temía ser capturado en uno de los allanamientos del MP y la CICIG.

“Pedro, era quien acompañaba a Alejandro en sus viajes al interior o al extranjero especialmente de miércoles a viernes que era cuando él no dormía en su casa porque tenía miedo a que lo capturaran en alguno de los jueves de CICIG, además participó en los movimientos para sacar dinero en los apartamentos”, explicó Herrera.

Francisco Presa Aguirre, contaba con una plaza en el Ministerio de Comunicaciones y en el 2015 guardó en su casa documentos de Sinibaldi. “También es en su casa en la zona 14 donde se guardan temporalmente las cajas de toda la documentación legal, pero desconozco el tiempo exacto que paso ahí toda esa papelería pues al final quien la tenía era Carlos Presa, y volví a saber de Francis por un artículo de prensa en el cual vi que su nombre aparecía en las empresas que se abrieron en Nicaragua”, relató la exasistente de Sinibaldi.
Jorge Rodolfo Ortiz Asturias, se encargaba de ver temas laborales, notariales y la constitución de sociedades, crea varias de las empresas del señor Alejandro Sinibaldi, y empieza a hacer esto después de que Jegerlehner ya no pudo seguir utilizando su protocolo pues decía que no podía porque estaba trabajando ya en el “Citi”, relató Herrara.

“Chofo, como se le conoce ayudó también en elaborar la escritura de la Finca en Chimaltenango que termina siendo de Otto Pérez Molina. Después que se destapara el caso La Línea Ortiz se alejó de Sinibaldi”, añadió.

Juan Arturo Jegerlehner Morales, lo conocí desde el año 2005, cuando empecé a trabajar con Alejandro Sinibaldi, Juan Arturo Jegerlehner se encargaba de la creación o compra de las offshore y las negociaciones que se realizaban con las mismas, pero él no tomaba las decisiones solo, el que les tomaba siempre y quien tenía la última palabra era Alejandro Sinibaldi. Jegerlehner también se encargaba de abrir cuentas en el extranjero para las offshore para qué recibieran dinero del señor Alejandro Sinibaldi, comenta Herrera.

Considero que el señor Juan Arturo Jegerlehner llegó a adquirir más de veinte offshore y algunos de los bufetes que utilizaba eran Vallarino y Vallarino y Mossack & Fonseca, aunque desconozco si utilizó otros bufetes, pues Jegerlehner también estuvo en las negociaciones de los helicópteros, aviones y barcos, pero las offshore de estos bienes quien las entregó fue el licenciado Juan Manuel Molina. En las offshore que tenían cuentas bancarias Alejandro no tenía control sobre todas, en algunas la firma registrada era del Señor Sinibaldi, pero aun así quien tenía acceso a saldos y contacto con asesores de cuenta era Jegerlehner, añadió la exasistente de Sinibaldi.

También Juan Arturo Jegerlehner era el encargado de hacer los contratos y documentos que justificaban o daban soporte a los depósitos o transferencias a las cuentas de las offshore. Acompañaba a Alejandro Sinibaldi a algunas reuniones y considero yo, que era más cercano que Rodolfo, indicó.

Juan Arturo también fue el encargado de preparar a las personas que tenían que declarar ante el Ministerio Público, y que básicamente y en resumen, consistía en que las personas tenían que decir que no conocían a Alejandro Sinibaldi, en ocasiones no era el que de frente le decía a la gente que tenía que decir, pero si daba las instrucciones y quienes lo cumplían era Rene Cardona, Guillermo Yupe o Douglas Paredes, finaliza el relato de Herrera.