Inicio Internacional El escándalo de Río empaña la fiesta de París y Los Ángeles 

El escándalo de Río empaña la fiesta de París y Los Ángeles 

por -
0 1
El escándalo de Río empaña la fiesta de París y Los Ángeles 

Por Tomás Rudich
DPA

Las ciudades de París y Los Ángeles serán confirmadas mañana oficialmente como sedes de los Juegos Olímpicos de 2024 y 2028, respectivamente, pero en la histórica sesión del COI en Lima solo se habla de Río 2016.

Y no de los Juegos realizados el año pasado en la ciudad brasileña, sino de la sospechosa votación que la consagró el 2 octubre de 2009 en Copenhague por delante de Madrid. Mal que le pese a Thomas Bach, el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), el último “affaire” carioca está empañando la fiesta reservada para París y Los Ángeles.

Durante más de 45 minutos de rueda de prensa, el directivo alemán debió responder ayer una pregunta tras otra sobre el mismo tema: la investigación en torno a la presunta compra de votos en la elección de Río.

No es lo que esperaba Bach al llegar a la capital peruana, pero la redada policial de la semana pasada en  Brasil y el avance de la investigación en torno a Carlos Arthur Nuzman, el jefe del comité organizador de Río 2016, cambiaron los planes.

“Si hay evidencias, actuaremos”, prometió Bach después de ordenar a los abogados del COI que se contacten con la Justicia brasileña para solicitar más información sobre el caso conocido como “Unfair play” o “Jogo Sujo” (“Juego Sucio”).

El alemán defendió en sus respuestas el funcionamiento institucional del COI, pero no puso las manos en el fuego por la conducta de sus integrantes actuales o pasados. Al menos no por la del senegalés Lamine Diack, el expresidente de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF) y exmiembro del comité ejecutivo del COI del que se sospecha que vendió su voto.

Según la investigación, su hijo Papa Massata Diack recibió tres días antes de la votación del 2009 un giro de dos millones de dólares de una firma offshore del empresario Arthur César de Menezes Soares Filho. La empresa del prófugo “Rey Arturo”, con el aval de Nuzman, presuntamente habría distribuido fondos para comprar votos de miembros del comité ejecutivo del COI.

Bach, que hace poco más de un año compartía escenario con el jefe del Comité Olímpico Brasileño en la inauguración de los Juegos, admitió ayer que “ninguna organización del mundo es inmune” a la corrupción. Un reconocimiento implícito de que algo no anduvo bien en aquella elección en la que Río superó a Madrid después de tres rondas de votación.

¿Pero fue solo aquella votación? La Fiscalía francesa investiga desde hace meses movimientos sospechosos de dinero antes de la elección de Tokio 2020 en la sesión del 2013 en Buenos Aires. Y en la mira aparecen, cuándo no, los Diack.

 

Comentarios