Inicio Nacionales Embarazos en adolescentes no disminuyen en Guatemala
SEGÚN EL OSAR

Embarazos en adolescentes no disminuyen en Guatemala

por -
0 493
Embarazos en adolescentes no disminuyen en Guatemala

Por Joseline Ayala
jayala@lahora.com.gt

Miembros del Observatorio de Salud Reproductiva (OSAR) aseguran que las cifras en Guatemala de embarazos en niñas y adolescentes no disminuyen, y explicaron que aunque el marco legal del país establece algunas medidas para la educación sexual de las jóvenes, esto no se cumple.

Mirna Montenegro, representante de la organización, informó que preliminarmente se contabilizaron 60 mil nacimientos en mujeres de 10 a 19 años, lo que tiene un impacto en el incremento de la pobreza, la violencia y la desnutrición.

“Esto es preocupante por todos los efectos sociales que tiene un embarazo en una adolescente, normalmente son madres solteras, tienen que abandonar la escuela, como no tienen una habilidad desarrollada deben unirse a la economía informal para poder mantener a su hijo y esto además, incrementa problemáticas nacionales como la pobreza y la violencia”, explicó.

VIOLENCIA SEXUAL INCIDE

De acuerdo con Montenegro, los partos de menores de 14 años ascendieron a 2,100 casos que se cree son producto de la violencia sexual y de estos, se registraron tres casos en niñas de 10 años. Con esta problemática se pierden oportunidades, conocimiento o toma de decisión sobre su futuro y su cuerpo, anotó.

Montenegro aseguró que en el 90% de los casos las menores son víctimas de agresiones provenientes de sus padres, familiares o personas cercanas a ellas y que el flagelo se registra en su mayoría en los departamentos de Guatemala, Huehuetenango, Petén, San Marcos y Quiché.

“Sabemos que en el país existe un marco legal que requiere la prevención de embarazos a través de educación sexual, orientación, servicios de salud sexual y reproductiva para los adolescentes, pero lamentablemente esto no se cumple”, explicó.

A decir de la experta, de acuerdo al decreto 8-2015, en Guatemala los menores de 18 años no pueden contraer matrimonio, pero se ha comprobado que esto no es un impedimento para la actividad sexual que conlleva a embarazos y a familias formadas únicamente por unión de hecho.

Indica que la aprobación de la ley de la juventud, que ha sido ampliamente discutida y criticada, podría ser un paso para que Guatemala no registre estos altos índices de embarazos en menores pues aproximadamente un 60% de la población tiene un rango de edad menor a los 30 años.

Comentarios