Congreso español aprueba la exhumación de los restos de Franco

Madrid/dpa

El plan del Gobierno español para exhumar los restos de Francisco Franco y sacarlos del mausoleo levantado por el dictador superó hoy un trámite decisivo al ser aprobado por la mayoría del Congreso de los Diputados en Madrid.

El decreto ley aprobado por el Ejecutivo del socialista Pedro Sánchez en agosto fue respaldado en la Cámara con el apoyo de todos los grupos y la abstención del conservador Partido Popular (PP) y del liberal Ciudadanos. Dos diputados del PP votaron en contra, al parecer por error.

El proyecto, que seguirá ahora el trámite de una ley normal, modifica la Ley de memoria histórica de 2007 para facilitar la exhumación y blindarla ante posibles demandas de la familia del dictador, que se opone al traslado de los restos y anunció ya acciones legales contra el Gobierno.

El cadáver de Franco (1892-1975) se encuentra desde su muerte en el Valle de los Caídos, un conjunto monumental construido entre 1940 y 1958 por orden del dictador en gran parte gracias al trabajo forzoso de presos políticos a unos 60 kilómetros al noroeste de Madrid.

El monumento, coronado por una gran cruz blanca de 150 metros de altura, fue dedicado por Franco a todos los caídos en la Guerra Civil (1936-1939) y alberga restos de unos 32 mil fallecidos en el conflicto por ambos bandos, aunque el mausoleo se considera un homenaje a la dictadura y destino de peregrinaje de ultraderechistas.

Todos los intentos llevados a cabo hasta ahora para despolitizar el lugar fracasaron, hasta que Sánchez, líder del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), llegó al Gobierno en junio tumbando con una moción de censura al conservador Mariano Rajoy.