Bayern quiere afianzar liderato a costa de un atribulado Leverkusen

Por Christian Kunz y María Laura Aráoz
Múnich
Agencia (dpa)

Niko Kovac no podía ocultar el entusiasmo que le provocan las próximas semanas, cuando vivirá su primer maratón de partidos al frente del Bayern Múnich.

“Es lindo jugar cada tres días”, dijo hoy el técnico en la antesala del encuentro que los bávaros disputarán mañana con el Bayer Leverkusen, el primero de siete partidos en 22 días.

“No hace falta apelar mucho a la motivación y a la concentración de los jugadores”, explicó el entrenador, cuyo plantel viajará la próxima semana a Lisboa para jugar con el Benfica en la primera jornada de la Liga de Campeones.

Pero antes lo espera el duelo de la tercera fecha de la Bundesliga ante un visitante Leverkusen urgido por obtener los primeros puntos tras dos derrotas consecutivas.

“El partido de mañana es muy importante para nosotros. Tras la pausa de partidos internacionales habrá que volver a encontrar un buen ritmo”, indicó Kovac, cuyo equipo comparte el liderato de la Bundesliga con Wolfsburgo y Hertha de Berlín, que se miden entre sí.

“El comienzo de temporada fue muy bueno. Queremos seguir haciendo las cosas bien”, resaltó el internacional germano Leon Goretzka sobre el impoluto inicio de los bávaros, que han ganado sus cuatro partidos oficiales disputados en lo que va de la temporada.

Kovac hará rotar al equipo en estas semanas cargadas de compromisos. Para ello podrá echar mano de todo el plantel con excepción del lesionado Kingsley Coman.

“Siempre tengo que tomar decisiones que me apenan a nivel personal”, reconoció Kovac. “En tres semanas volvemos a tener pausa internacional y espero que hasta entonces hayamos logrado buenos resultados”.

Hasta ahora, el técnico croata solo ha revelado que Joshua Kimmich seguirá en el puesto de lateral derecho y no ocupará el mediocampo defensivo como lo hizo en la selección germana. “No veo ninguna necesidad de cambiar”.

En la medular podrían estar Javi Martínez y Thiago y también el colombiano James Rodríguez tiene buenas opciones para ingresar en el once inicial.

En las filas del Leverkusen faltará el chileno Charles Aránguiz por problemas de rodilla, pero sí podría estrenarse el arquero Lukáš Hrádecký. Asimismo se espera el regreso del recuperado Lars Bender.

La falta de éxito generó críticas al entrenador Heiko Herrlich. Kovac se mostró indignado y salió en defensa de su colega de Leverkusen. “Es inconcebible que se cuestione a un técnico después de dos fechas”, dijo Kovac, quien vistió la camiseta del Leverkusen de 1996 a 1999.

El Leverkusen cayó ante el Borussia Mönchengladbach y el Wolfsburgo para sufrir el peor arranque de temporada en 24 años. Está penúltimo y si pierde mañana en el Allianz Arena sería colista por primera vez en 36 años.

El Bayern, por su parte, está primero con seis puntos y mejor diferencia de goles que el Wolfsburgo y el Hertha Berlín, que se ven las caras también mañana en el campo del Wolfsburgo.

El Schalke es otro equipo que espera enderezar un comienzo sin puntos tras caer ante Wolfsburgo y Hertha. El equipo dirigido por Domenico Tedesco tiene una dura tarea por delante en su viaje al estadio del Borussia Mönchengladbach.

El Wolfsburgo quiere continuar por la senda del éxito tras dos temporadas en las que se salvó de los pelos del descenso. Sin embargo no lo tendrá fácil ante el Hertha, en cuyas filas podría estar nuevamente el delantero David Selke.

En los restantes encuentros de mañana, el Leipzig se enfrenta al Hannover, el Mainz al Augsburgo y el ascendido Düsseldorf choca con el Hoffenheim.

La tercera jornada se abre hoy con un duelo entre el Borussia Dortmund y el Eintracht Frankfurt que podría marcar el estreno en la Bundesliga del ex barcelonista Paco Alcácer. Completan la fecha los cotejos dominicales entre el Werder Bremen y el ascendido Núremberg y el Freiburg y el colista Stuttgart.