HASTA EL CIERRE DE LA EDICIÓN, EL INACIF HABÍA RECIBIDO 62 CADÁVERES

Aumenta el temor por más muertes; peligrosas condiciones de rescate

Por Denis Aguilar
daguilar@lahora.com.gt

Esta mañana los cuerpos de rescate reanudaron las labores de búsqueda y rescate tras la erupción del Volcán de Fuego, pero a medida que avanzan las horas existe el temor de que el número de víctimas mortales aumente. El Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) informó que había recibido 62 cadáveres relacionados a la tragedia, mientras que la Coordinadora para la Reducción de Desastres reporta 41 muertos. Las condiciones de búsqueda son peligrosas debido al flujo piroclástico (mezcla de agua y lodo hirviendo) lanzado por el coloso.

Sergio Cabañas, secretario ejecutivo de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) informó al cierre de esta edición que el número de muertos era 41.

La Conred también reportó que hay un 1 millón 702 mil 130 afectados, 3 mil 265 personas evacuadas, 1 mil 687 albergados y 46 heridos, muchos de ellos de gravedad.

Las acciones de búsqueda, localización y rescate de personas se reanudaron hoy, informó David de León, portavoz de la Conred.

“Se conformaron seis grupos interinstitucionales desde el sector de El Rodeo, en Escuintla”, el poblado más golpeado por los flujos piroclásticos que descendieron por una de las laderas del volcán, dijo De León.

Elementos de la Policía Nacional Civil (PNC), cuerpos de bomberos y Ejército de Guatemala conforman estos grupos de rescate que hasta el cierre de esta edición habían encontrado varias personas sin vida.

Las condiciones de búsqueda se complicaron debido a una nueva erupción del Volcán de Fuego, que obligó a socorristas, civiles y periodistas a evacuar la zona, debido al flujo piroclástico (una mezcla de gases volcánicos, materiales sólidos calientes y aire atrapado) que venía descendiendo; según los reportes de periodistas ubicados en la zona cero; se realizaron dos evacuaciones por la presencia del material volcánico.

El periodista Johan Ordoñez relató que cuando eso sucedió, escucharon el sonido de los gorgoritos utilizados por los socorristas para alertarlos, lo que los motivó a salir lo más pronto posible del lugar.

Hoy los Bomberos Voluntarios reportaron que recuperaron doce cuerpos sin vida, entre niños y adultos, en El Rodeo, Escuintla, en tanto los Bomberos Municipales Departamentales reportaron que localizaron cinco cadáveres.

El Instituto de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), informó a las diez de la mañana que el Volcán de Fuego emitió algunas explosiones moderadas que arrojaron ceniza fina, sumado a los materiales piroclásticos que ya estaban en las zonas afectadas.

Durante la tragedia han sobresalido historias de personas que han arriesgado sus vidas para salvar a pobladores, como el caso del oficial segundo, jefe de la sede policial de Alotenango, Mauricio Zetino, quien arriesgó su vida en esa labor, informó la Policía Nacional Civil (PNC).

ATENCIÓN EN HOSPITALES

El director del Hospital Roosevelt, Marco Antonio Barrientos, informó que en ese nosocomio se han atendido al menos a 14 personas, 8 menores de edad y 6 adultos, todos ellos provenientes del Hospital Nacional de Escuintla.

Entre los menores de edad, hay una niña y un niño que no habían sido identificados, mientras que otros dos se mantienen con ventilación en estado crítico, pero estable. De los adultos, cinco se encuentran en estado estable, mientras que otro más está en una situación crítica.

En el Hospital General San Juan de Dios se han atendido a 16 pacientes afectados por la erupción del volcán, 15 adultos y un menor de edad, quienes presentan quemaduras de segundo y tercer grado, además de que algunos presentaron complicaciones cardiacas.

SITUACIÓN EN LA ZONA CERO: CAÓTICA Y TRISTE

Como caótica describió el fotógrafo Johan Ordóñez la situación que se vive en las cercanías a la aldea El Rodeo, Escuintla, una de las más afectadas por la erupción. Ordóñez ascendió al lugar más afectado por el material que expulsa el coloso acompañando al primer grupo de rescatistas que continuaban con las peligrosas tareas de rescate.

El periodista mencionó que posiblemente la cifra de fallecidos aumente. Además, mientras acompañaba a los rescatistas encontraban viviendas soterradas por la arena volcánica y en las que se calculan vivían entre 7 y 8 personas. “Está muy crítico”, indicó.

El fotógrafo mencionó el caso de una señora que había perdido a sus hijos y su vivienda. “La señora esta inconsolable”, resaltó.

En el área hay casas sepultadas por las cenizas, animales muertos. El primer fallecido que encontraron cuando subieron los periodistas era un niño y luego hallaron dos adultos. La destrucción y daños materiales en el lugar son enormes, dijo Ordóñez.

Debido a que el material que expulsa el volcán se encuentra caliente los socorristas determinaron caminos específicos para llegar a las áreas afectadas, sin embargo, algunos vecinos han utilizado otros rumbos y han resultado lesionados.

El ánimo de los rescatistas es variado, los Bomberos Voluntarios se observan afectados porque no han localizado a algunos de sus compañeros, “eso lo tiene con la moral baja”, indicó. El resto se mantiene con el impulso de entrar, sin embargo, deben esperar para realizar su ingreso, el cual se está haciendo por grupos.